Estos son los motivos por los que la rentabilidad de la vivienda en 2022 va a ser fuerte

estos-son-los-motivos-por-los-que-la-rentabilidad-de-la-vivienda-en-2022-va-a-ser-fuerte

Se la quitan de las manos. Literalmente. El mercado de la vivienda vive una de sus mejores épocas desde antes del crash de 2008. El fin de la pandemia ha traído consigo un hambre de vivienda que se está dejando notar y mucho.

Se calcula que la oferta disponible de vivienda se ha reducido un 17% en el último año, ya que desde que en 2021 la situación pandémica fue mejorando, los compradores se lanzaron a la piscina. En unas zonas más que en otras, como siempre.

El caso es que ahora las casas duran horas en venta y que se están pagando precios que apenas conllevan rebaja (la gente ya ni negocia el precio porque sabe que se lo pueden quitar). Esto ha derivado en un aumento del precio de la vivienda del 3,7% en 2021, según el INE, y se calcula que el aumento será del 10% al cierre de 2022, debido a la cada vez menor oferta y la inflación.

Por lo tanto señores, si se están planteando vender su casa, es el momento. Porque ahora sí que pueden lograr la ansiada rentabilidad que se ha resentido en los últimos años.

Cómo ha cambiado el mercado en apenas meses

Precisamente, hace unos meses y viendo el auge de la compra-venta de casas, avisamos de que todavía no era buen momento para vender una vivienda si se quería recuperar la inversión inicial y conseguir un excedente.

Desde 2008, nadie había podido lograr rentabilidad vendiendo su casa a pesar de la recuperación económica, ya que los precios no habían llegado a la época de la burbuja. Pero ahora la cosa ha cambiado.

Porque, como decíamos, el hambre por el inmobiliario se ha disparado. El Covid, tan nefasto para unas cosas, ha sido un repulsivo para este mercado. El estar tanto tiempo en casa ha hecho a muchos querer dar un cambio de vida, sobre todo ante el auge del teletrabajo.

Además, el encierro ha propiciado la posibilidad de ahorrar, algo poco común en nuestra cultura. La imposibilidad de hacer planes y, también, el temor por la crisis, dispararon el ahorro en las familias españolas al 14,8% de su renta disponible, la tasa más alta de la serie histórica. En 2021 retrocedió un 3,7%, hasta el 10,9%, ya dejándose notar los estragos de la inflación. Para este 2022 se calcula que la tasa de ahorro baje hasta el 6,9% de la renta disponible porque ya sabemos todos cómo están los precios.

https://www.elblogsalmon.com/mercados-financieros/que-invertir-garajes-opcion-muy-interesante-estar-expuesto-al-mercado-inmobiliario

Por ello, el momento es ahora. Nunca antes se ha tenido tanto dinero disponible. Además, el empleo ha crecido en este tiempo, los ERTE ya se han ido y se ha desatado una pequeña euforia económica que se ha visto empañada por la guerra en Ucrania.

Pero, sea como sea, 2022 será buen año para el inmobiliario. Con excepciones, claro. Las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Valencia, etc) han experimentado esta reducción de vivienda disponible. Curioso es de hecho el caso de Madrid, pues sus ciudades aledañas han sufrido aún más este proceso (el fenómeno de mancha de aceite).

Sin embargo en las ciudades de interior se da el efecto contrario. De nuevo el fantasma de la ‘España vaciada’ acechando. En provincias como Soria, Cáceres, Palencia, Huesca o Lugo, la oferta disponible de hecho se ha duplicado. La desigualdad pues es evidente.

Por lo tanto, es en las grandes urbes, alrededores y zonas de costa donde se puede lograr una mayor rentabilidad en este sentido. Ahora mismo, ronda el 6,5%, ya decimos, dependiendo de la zona. Este momento es clave ya que la incertidumbre de cómo afectará la inflación tan alta a largo plazo a la economía española no permite prever si esta tendencia seguirá en 2023.