Consumo, turismo y construcción impulsan el PIB

consumo,-turismo-y-construccion-impulsan-el-pib

Comparte esta entrada



Contabilidad Nacional Trimestral (avance)| II Trimestre 2022


Según datos aún provisionales, el PIB creció en el segundo trimestre de 2022 un 1,1%. De confirmarse, sería un resultado mejor de lo esperado, si bien su composición sí se ha encontrado en línea con lo previsto.

El crecimiento procedió, por una parte, de la recuperación del consumo privado, que habría crecido un 3,2%, recuperándose así completamente de la bajada sufrida el trimestre anterior, y situándose en el nivel más elevado desde el inicio de la pandemia, aunque aún por debajo de los niveles anteriores a la misma.

Otro motor de crecimiento ha sido el turismo internacional, cuyo gasto en términos reales, según estas cifras provisionales, habría superado en el segundo trimestre el nivel anterior a la crisis sanitaria.

Finalmente, la inversión en construcción registró un repunte del 7,8%, destacando especialmente el empuje de la construcción no residencial, con un crecimiento intertrimestral del 13,7%, la tasa más elevada de toda la serie histórica –exceptuando el rebote posterior al confinamiento, en el tercer trimestre de 2020–. Este fuerte avance podría estar relacionado –no hay suficiente información como para confirmarlo– con las inversiones del Plan de Recuperación financiadas con los fondos Next Generation.

Desde la perspectiva de la oferta, solo el sector primario y los servicios de las AA.PP. sufrieron descensos de su VAB. El sector de comercio, transporte y hostelería creció algo menos de lo esperado, mientras que el de actividades artísticas y recreativas, uno de los más rezagados en su recuperación, creció con intensidad.

En cuanto al empleo, el número de personas ocupadas descendió un 1,1% —en contraste con el resultado de la EPA, que arrojaba un crecimiento en el número de ocupados del 0,6%— si bien se encuentra en un nivel semejante al previo a la pandemia. Sin embargo, las horas trabajadas, que habían descendido con intensidad durante toda esta etapa, sí que han avanzado, recuperando así el volumen previo a la crisis sanitaria. 

Puesto que el empleo, ya sea medido por personas ocupadas o por horas trabajadas, se encuentra en niveles prepandemia, pero el PIB aún esta un 2,5% por debajo, la productividad está en torno a un 2% por debajo del nivel de 2019.

En cualquier caso, hay que tomar todos estos datos con cautela puesto que son provisionales y pueden sufrir modificaciones importantes en las revisiones posteriores.

Comparte esta entrada