¿Qué es el euro digital y en qué se diferencia de Bitcoin y otras criptomonedas?

¿que-es-el-euro-digital-y-en-que-se-diferencia-de-bitcoin-y-otras-criptomonedas?

El Banco Central Europeo lanzó recientemente un ambicioso proyecto para crear un euro digital. Esta moneda será de curso legal, complementario al dinero en efectivo y con una serie de características interesantes y parecidas a las delas criptomonedas.

Sin embargo no se puede decir que el BCE vaya a lanzar su propia crypto como Bitcoin. Habrá diferencias significativas, y aunque todavía estamos en la fase de investigación y no se saben todos los detalles, sí que hay bastantes diferencias reconocibles.

¿Qué es el euro digital?

El euro digital será una moneda de curso legal con la que se podrán realizar transacciones económicas sin necesidad de tener una cuenta bancaria ni efectivo. Será como tener euros en efectivo pero de forma digital.

La idea detrás de este proyecto es no quedarse en manos de alternativas privadas para unos pagos en los que el efectivo es cada vez menos relevante. Sí, se pueden hacer pagos a través de bancos o tarjetas o a través de criptomonedas, pero no son alternativas públicas que es lo que quiere ofrecer el BCE.

Además, dentro del proyecto del euro digital hay cuatro aspectos fundamentales: privacidad y antiblanqueo, certificación, límite de la cantidad de euro digital en circulación y** acceso al euro digital en zonas sin Internet**. Este último punto tendrá sus retos técnicos significativos pero desde luego harían que fuera una verdadera alternativa al dinero en efectivo.

Diferencias con Bitcoin y otras criptomonedas

La principal diferencia que tendrá el euro digital con Bitcoin y otras criptomonedas es que no parece que serán minadas de forma pública. Es decir, la infraestructura técnica que estará por detrás para respaldar las operaciones será implementada por el BCE y quizá los bancos de la eurozona. Pero los ciudadanos no podremos, en principio, minar euros digitales.

Esto tiene ventajas e inconvenientes. El principal inconveniente es que el euro digital se podrá intervenir por las autoridades, cosa imposible en el caso de algunas criptomonedas. Será un sistema más centralizado, como el dinero bancario actual.

Pero esto también tiene sus ventajas: un euro digital centralizado no tiene por qué consumir tantos recursos energéticos como las crypto actuales y también puede tener un diseño que le permita procesar muchas operaciones por segundo, muchas más que Bitcoin o Ethereum.

En definitiva, el euro digital será la alternativa del BCE a las criptomonedas de una forma centralizada y sin perder el control de la misma, pero ofreciendo una solución a los que quieren tener una moneda completamente digital sin necesidad de recurrir a alternativas privadas.

¿Tiene sentido un euro digital?

Para mi la principal ventaja de las criptomonedas es la descentralización: nadie puede controlarlas porque están distribuidas en muchos nodos independientes y protegidos ante ataques por la criptografía. Sin embargo un euro digital no será así, simplemente proveerá una nueva forma de pagos y almacenaje de euros de forma digital.

Sin embargo esto ya existe: el sistema bancario. Basta con tener una cuenta en el banco para poder tener dinero de la zona euro de forma digital y con múltiples formas de pago (tarjetas y transferencias).

Si el BCE piensa que no se está llegando a toda la población con el sistema bancario actual lo que hay que hacer es regularlo mejor, obligando a los bancos a ofrecer cuentas y tarjetas básicas de forma gratuita a los colectivos afectados u ofreciendo dicho servicio de forma directa a los ciudadanos.

Pero implementar una criptomoneda sin las ventajas de esta como una tercera alternativa a los pagos (aparte del efectivo y el sistema bancario) me parece que es hacerlo para subirse a una moda y no quedarse atrás. Sinceramente, lo veo innecesario.