El control horario de los trabajadores

el-control-horario-de-los-trabajadores

No voy a hablar de normativa de control horario, ni en las valoraciones políticas o empresariales al respecto, puesto que no es el interés de este medio ni el mío propio.

Partimos de la necesidad del control horario de los trabajadores, en primer lugar por motivos normativos, pero también con motivo de gestionar adecuadamente los activos de nuestro negocio.

Creo que esta puede ser la clave de muchas empresas a la hora de gestionar el control horario de sus trabajadores. Debo indicar que cuando hablo de trabajadores no me refiero sólo a empleados, sino a trabajadores de todo tipo, es decir:

  • Empleados que pueden estar contratados a jornada completa.
  • Empleados que pueden estar contratados a jornada parcial.
  • Autónomos dependientes.
  • Autónomos contratados por obra o servicio.

No tengo ninguna duda de que las modalidades de trabajo se han visto alteradas para siempre por la situación que vivimos actualmente, y que esto no es temporal. Por este motivo, un control horario en la nube va a ser cada vez más necesario.

Un control que prefiero llamarlo gestión, porque en realidad lo que nos debe permitir es la gestión de turnos o gestión de disponibilidad de nuestro personal para las actividades que realizados más estables, para los picos de trabajo, etc.

Las tipologías de las bajas desde el punto de vista de gestión también pueden ser muy importantes en estos tiempos por lo que implica de compromiso de las empresas con sus trabajadores. Yo no creo en una empresa que tiene números trabajando para ella, sino que tiene personas de las que se ocupa. Y la gestión de los motivos de sus ausencias, protección de datos mediante, puede ser una oportunidad para la empresa para demostrar su compromiso con el trabajador.

Recuerdo cuando llegamos a tener cerca de cien clientes simultáneos con un equipo de 25 personas en tiempos de Social Media Factory, la mayoría contratadas por obra o servicio, que una de mis preocupaciones era saber si algún trabajador no había podido hacer sus tareas un día determinado. No podía saberlo hasta el final del día en el que repasaba el cuadrante de trabajo realizado (una aplicación propia que rastreaba las redes sociales), porque no teníamos oficina y todo era teletrabajo.

Si puedo saber si un trabajador «ha fichado», ya sé que va a ejecutar las tareas correspondientes para ese día. Si veo a que «no ha fichado», puedo asignar el trabajo a otro compañero y no pasa nada. Pero para esto hace falta un sistema de gestión, de control horario o como lo queramos llamar.

Ni que decir tiene la complicación de los turnos de sustitución del verano, para cuadrar necesidades de clientes con disponibilidad de personal, etc.

En definitiva, ves que para mi el control horario de los empleados es más una gestión de tareas de trabajadores. Y cada vez más, vamos a trabajar por tareas, y no por tiempo aunque lo sigamos llamando control horario.

Publicado por Ignacio de Miguel

Fundador de Loogic. Especializado en soluciones técnicas sobre WP y Ecommerce. Autor del libro InnovaPYME y sé feliz Ver todas las publicaciones de Ignacio de Miguel