Así ha sido 2021 en los mercados

asi-ha-sido-2021-en-los-mercados

2021 ha sido un año espectacular para la renta variable mundial. No solo las bolsas han subido, sino que los avances vistos han doblado e, incluso, triplicado las rentabilidades medias históricas de los índices bursátiles.

La bolsa estadounidense se ha aproximado a una rentabilidad del 30%, la europea alrededor del 20% y, nuestro Ibex, en las últimas sesiones ha conseguido arreglar el año finalizando con una subida del 8%.

La economía mundial y la renta variable han ido de la mano este año, gracias a los avances en la vacunación y al fuerte apoyo político, los indicadores de actividad económica y empleo han seguido fortaleciéndose. Los sectores más perjudicados por la pandemia han mejorado en los últimos meses, pero siguen afectados por la COVID-19.

Repasamos qué ha sucedido en los mercados mundiales en 2021.

Estados Unidos batiendo máximos históricos

El S&P500 ha volado este año, con una subida del 27% y ha tocado máximos históricos manteniéndose próximo a los 4.800 puntos. La principal clave que explica este auge bursátil viene por el incremento de sus beneficios en un 39% durante este período que finalizó con el tercer trimestre de 2021.

Screenshot 20211231 052841 Adobe Acrobat

El gasto público, la vacunación de los países desarrollados y la intervención de la Reserva Federal con los tipos de interés por los suelos y 120.000 millones de dólares en compras mensuales de bonos han sido un catalizador suficiente para enfrentarse a una inflación disparada (dato de noviembre un 6,8% durante los últimos 12 meses, el mayor aumento desde el período que finalizó en junio de 1982), los problemas derivados por las interrupciones en la cadena de suministro, la escasez de mano de obra y la variante delta y Omicrón.

Invertir en bolsa cuando hay inflación: estos son los sectores que históricamente han funcionado mejor

Como dato curioso, el S&P500 ha logrado vencer al índice bursátil tecnológico Nasdaq Composite que ha sumado una subida del 23%. No es un dato preocupante pues en 2020, el Nasdaq subió un 44%, mientras que el S&P 500 subió solo un 16%. Desde finales de 2016 hasta finales de 2020, el Nasdaq ha ganado todos los años, aumentando un total de 139% en comparación con el 68% de aumento del S&P 500.

En primer lugar, hay que entender la realidad de ambos índices. Las siete empresas con los pesos más importantes en el S&P 500 (Apple, Microsoft, Alphabet, Amazon, Tesla, Meta y Nvidia) ahora representan alrededor del 27% del índice. También son los componentes de mayor peso del Nasdaq, que es la razón principal por la que el crecimiento de los dos índices este año está separado por solo unos pocos puntos porcentuales.

En segundo lugar, el principal problema del Nasdaq ha sido el desplome del valor de las empresas que alcanzaron una enorme capitalización bursátil en 2020, solo para ver cómo los inversores se vuelven contra ellas este año. Este es el caso de Zoom o Pelotón que han caído un 45% y 76% respectivamente.

El sector energético lidera las subidas gracias al petróleo

Los valores energéticos van camino de su mejor año en más de tres décadas, subiendo más del 47% en el año, 20 puntos porcentuales más que la bolsa estadounidense. Los precios del crudo han subido cerca de un 60% este año, ya que las perspectivas de la demanda siguen mejorando con la reapertura económica.

Screenshot 20211230 224539 Adobe Acrobat

Dentro del sector energético, quién ha liderado las subidas ha sido el subsector del Exploración y Producción de Petróleo y Gas con una subida del 83,7%.

Screenshot 20211230 224941 Adobe Acrobat

Y es que recordemos que este año el petróleo se ha disparado un 55% y el barril de brent llegó a tocar los 86,40 dólares en octubre.

Nos encontramos con que demanda mundial de petróleo se ha ido recuperando rápidamente hacia niveles prepandémicos debido a la vacunación generalizada en las economías más consumidoras de petróleo y gas. El consumo de todos los productos refinados, excepto el combustible para aviones, ha vuelto efectivamente a los niveles anteriores a la pandemia.

Paralelamente, los precios mundiales de las materias primas, incluidos los que se utilizan como combustible para la generación de energía, como el carbón y el gas, también se han disparado. Consecuentemente, por efecto sustitución, aparece el petróleo como un producto atractivo para generar energía y mantener estable la actividad económica, por lo que la mayor demanda está impulsando los mercados de crudo al alza.

Por parte de la OPEP ha sido firme con sus recortes para ir depurando los inventarios de crudo, aunque se ha comprometido a devolver al mercado más suministros retenidos para acompañar la demanda.

Saupload Steo Opec

Europa sobresaliente… excepto el Ibex

En Europa, el selectivo Stoxx 600 ha tenido un gran comportamiento con una subida del 22% y rebasando máximos históricos, llegando a los 490 puntos. Ha logrado el séptimo trimestre consecutivo con subidas, la racha ganadora más larga desde 1998.

A2vquadtjnpk7nv3mv4arlptuu

Debemos destacar específicamente la bolsa francesa, el Cac 40, con una subida del 30% y batiendo máximos históricos. La justificación detrás de este auge la encontramos en las empresas industriales y cíclicas y, también, laa empresas de crecimiento de elevados márgenes en las áreas de tecnología y consumo. Empresas de consumo discrecional de lujo como LVMH, Kering y l’Oréal han protagonizado un rally de rentabilidades en 2021.

Francia se ha visto beneficiada por las mejoras en materia de competitividad porque se ha llevado a cabo un amplio programa de reformas para mejorar el mercado laboral, el sistema educativo y un mayor atractivo a la fiscalidad de las empresas.

Entre tantas subidas… España y su Ibex 35 se han quedado atrás. importar desde china

El Ibex cierra el año con una subida del 8%, se trataría de un buen dato si no nos compararamos con el resto de bolsas. Y es que las comparativas son odiosas, somos la bolsa más rezagada de Europa en 2021.

Su explicación es múltiple. Para empezar tenemos factores de composición del propio índice por la carencia de empresas de la nueva economía y también por los sectores vinculados al turismo no han despuntado en este año de recuperación.

Si vamos más allá, el gobierno ha tenido su parte de responsabilidad en que el Ibex sea un vagón de cola entre los índices europeos. Especialmente si nos referimos al sector eléctrico, sus múltiples bandazos durante este año y cambios en la regulación impulsados por el Gobierno para intentar frenar el exceso en la retribución de las fuentes de energía hidráulica y nuclear han penalizado en bolsa a las eléctricas. Iberdrola ha perdido un 7,5%.

Screenshot 20211231 051846 Chrome

Por otra parte, las expectativas de crecimiento de la economía española se han desplomado y la vuelta de tuerca fiscal a las empresas con la Tasa Google, el impuesto a las bebidas azucaradas, la Tasa Tobin y la fiscalidad verde.