Estos son los pasos para montar un e-commerce: Investigación y preparación (2)

estos-son-los-pasos-para-montar-un-e-commerce:-investigacion-y-preparacion-(2)

¿Pensando en montar un e-commerce? En esta serie de artículos conocerás los pasos para montar un e-commerce por primera vez.

  • Una vez decidido el producto elegido, que será el primer paso, llegaría la fase de investigación y de preparación de cara al negocio que quieras emprender.
  • Será fundamental hacer un análisis en profundidad de la competencia para que identifiques sus fortalezas y debilidades.

Está claro que el primer paso antes de montar tu tienda online o e-commerce por primera vez será decidir cuál es el producto que quieres vender. Una vez tomada esa decisión, llegaría un paso no menos importante. Así que tendrás que ponerte manos a la obra para investigar y analizar a tu competencia.

Si bien no te interesa copiar directamente a ninguna otra marca, te resultará útil de cara a identificar las fortalezas y debilidades de tu competencia para ver si puedes mejorar su oferta. Nunca vayas detrás de la competencia, trata de diferenciarte.

Un análisis en profundidad podría dar lugar a retoques en tu propio producto.

¡TUITÉALO! Estos son los pasos para montar un e-commerce. ¿A qué esperas?

Las críticas a la calidad de los productos de tus rivales podrían ayudarte a dar con un acabado más duradero, por ejemplo, o una gran cantidad de visualizaciones en YouTube podría convencerte para empezar a crear tus propios vídeos. Conviene probar diversas hipótesis que puedas ver que te ayuden a saber por dónde experimentar.

Una recomendación será que encuentres tantos competidores como sea posible (un mínimo de 10 estaría bien). Además, puedes tomar nota de las siguientes características:

#Sage Dreamers

¡Suscríbete a la Newsletter!

Y recibe gratis la guía exclusiva de Joan Boluda sobre conceptos básicos de contabilidad para emprender.


Suscríbete

Sage

1.   Sitio web

Analiza bien y responde a estas cuestiones:

  • ¿Cuál es su estética?
  • ¿Su web está llena de productos o tiene una estética más depurada?
  • ¿De qué tamaño son las imágenes de sus artículos y cuántas ofrecen de cada uno de ellos?
  • ¿Ofrecen vídeos sobre cómo usar el producto?
  • ¿Qué tipo de especificaciones emplean para describir su producto?
  • ¿Su proceso de pago resulta sencillo?
  • ¿Cuáles son sus plazos de entrega? ¿Ofrecen algún servicio como el de pedido online y recogida en tienda?

2.   Acciones de marketing

Además de su web, echa un vistazo a las redes sociales de tus competidores.

  • ¿En qué plataformas son más visibles?
  • ¿La mayoría de su contenido se basa en material promocional o en contenido propiamente dicho?
  • ¿Tienen algún tipo de programa de influencers?

Enlaces útiles para tener fichada a la competencia

  • Spyfu: Desde 26 € al mes, puedes buscar cualquier dominio en Spyfu para ver qué palabras clave se han comprado en Google Ads, además de rankings orgánicos y variaciones de anuncios a lo largo de los años.
  • Ahrefs: Una prueba de siete días por 6 € te permitirá ver el tráfico de búsquedas orgánicas y el perfil de enlaces externos (backlinks) de cualquier sitio web.
  • Built With: Built With te permite ver cómo han creado sus webs tus competidores y te ofrece información sobre aspectos como plataformas de análisis, proveedores de alojamiento web y extensiones adicionales en las que podría interesarte invertir.
  • Similarweb: La plataforma con la que puedes hacer análisis competitivo, de palabras clave, afiliados, creatividades… tienes 7 días de prueba gratuita.

3.   Plan de negocio

Ya tienes tu producto (o muestras de tu producto) y has investigado a fondo a tu competencia y tu mercado objetivo.

Ahora ha llegado el momento de reflejar toda esta información en un plan de negocio para marcarte objetivos claros y alcanzables.

Pero sé inteligente, porque lleva mucho tiempo hacerlo y no tiene sentido hoy en día en pensar a muy largo plazo, así que seamos pragmáticos. Cuando lo hagas, recuerda que este documento es principalmente para ti, así que haz que resulte fácil de leer y no te preocupes por seguir esos objetivos al pie de la letra.

Los planes cambian constantemente, por lo que tu plan de negocio no tiene por qué ser estático. Los planes de negocio pueden tener todas las páginas que quieras, conviene ser muy ágil, pero todos deberían contener lo siguiente:

·       Ventas y marketing

Una descripción de todos tus canales de venta, actividades de marketing y objetivos.

·       Proyecciones financieras

Las gráficas resultan muy útiles a la hora de controlar las finanzas. Asegúrate de incluir la inversión inicial, los gastos corrientes y las previsiones de ventas para crear proyecciones de beneficios, pérdidas y flujo de caja.

A la hora de hacer un seguimiento de tus finanzas, un buen software de contabilidad en la nube que funcione para negocios de comercio electrónico te ayudará a tener los números bajo control.

·       Análisis del mercado y de la competencia

Una evaluación de tu sector, además de tu competencia.

·       Logística

Nombra los principales proveedores de tu cadena, así como los términos de la relación y el estado actual.

·       Resumen

Combina los cuatro puntos anteriormente mencionados en un breve resumen al principio del documento (escribirlo te resultará más fácil una vez que hayas completado el resto de los apartados) y crea algunas metas generales para todas las secciones que puedas consultar cada mes.

¿Te lo perdiste? Echa un vistazo al primer artículo de la serie con los pasos para montar un e-commerce.

El ciclo de vida de los productos se acorta (Ley de Moore) y un plan de negocio, dura muy poco cuando sale al mercado. Como dijo el boxeador Mike Tyson: “Todo el mundo tiene un plan hasta que recibe un puñetazo en la boca”. Debemos de tratar de hacer planes a corto y ser ágiles en nuestras decisiones y acciones. Si es más sencillo, haz un Business Model Canvas en una sola página.

4.   Nombre del negocio

No todo va a ser trabajo duro: poner nombre a tu negocio es una de las partes más divertidas de los pasos para montar un e-commerce.

Hay algunos puntos para tener en cuenta a la hora de elegir un nombre para tu negocio online:

No seas demasiado obvio

Piensa en algunas de las mejores webs de comercio electrónico de los últimos 20 años, como por ejemplo Amazon (como la selva amazónica) o Alibaba, una persona que adquiere una gran fortuna.

O en marcas de comercio electrónico individuales: Patagonia, Goop, SkullCandy.

Puedes hacer referencia a lo que vendes, pero las marcas de más éxito hacen guiños a su oferta en lugar de ser demasiado directas.

Prueba a hacer lluvias de ideas

Puede que ya tengas un nombre en mente, pero crear un plan de negocio e investigar a fondo tu sector puede llevar a los fundadores de empresas de comercio electrónico a replantearse el nombre original.

Es entonces cuando vienen bien las lluvias de ideas.

Recopila una lista de términos que te vengan a la cabeza al pensar en tu producto (pueden ser tanto prácticos como extravagantes) y empieza a hacer asociaciones libres.

Obtén feedback

Una vez tengas varios nombres en mente, merece la pena hacer una pequeña encuesta online a amigos, familiares y contactos de negocio (a través de LinkedIn, por ejemplo) para obtener feedback.

Pregúntales cómo escribirían el nombre de tu producto, qué se les ocurre al oírlo y si hay alguna connotación negativa que deberías tener en cuenta.

Haz comprobaciones

Haz una comprobación rápida para ver si tu dominio está disponible en .com o .es. También es conveniente hacer unas cuantas búsquedas por internet para el nombre de tu empresa, así como preguntar en la Oficina Española de Patentes y Marcas para ver si existe alguna marca comercial similar a la que quieres proponer.

¿Te has quedado sin ideas? Hay grandes generadores de nombres que puedes probar

  • Business Name Generator: Un sitio gratuito que ofrece nombres que puedes filtrar por palabra clave, sector y número de caracteres.
  • Frozen Lemons: Paga 50 € y, pasadas 48 horas, recibirás ideas de nombres para tu negocio.

5.   Canales de venta

Elegir canales de venta para tu negocio de comercio electrónico puede ser decisivo para saber si tu primer mes como empresa operativa será un éxito.

Amazon y eBay dominan el panorama del comercio electrónico en muchos países según Web Retailer, pero existen otras alternativas a este tipo de marketplaces centrados en nichos de mercado.

Vender directamente al consumidor a través de tu propia web resulta atractivo para los propietarios, ya que ningún tercero se queda con parte de los beneficios.

No obstante, las estrategias de marketing deben ser innovadoras y suelen requerir un presupuesto importante o dedicación para tu posicionamiento.

Una tercera opción es la venta al por mayor: vender tus productos online a granel en otras tiendas de comercio electrónico online. Pero ten en cuenta que esto suele requerir experiencia previa en este tipo de venta, así como mucho espacio de almacén.

6.   Entender el SEO

Entender y usar SEO (optimización de motores de búsqueda) es una de las cosas más importantes que puedes hacer como propietario de un negocio de comercio electrónico. Vital a la hora de atraer tráfico orgánico, reducirá tu presupuesto de marketing y te ayudará a obtener más ventas de forma gratuita.

Las palabras clave (keywords) son uno de los elementos más importantes que Google tiene en cuenta a la hora de mostrar sitios web. Hay un par de sencillas reglas que debes recordar:

·       Nada de keywords de una sola palabra

Usar keywords de una sola palabra extremadamente comunes como «zapatos» es una receta infalible para que se pierdan en la vorágine. Utiliza keywords con varias palabras para que tu web tenga más posibilidades de llegar a lo alto de los resultados de búsqueda; esto minará a la competencia y reforzará tu identidad de marca.

·       Nada de palabras vacías

No uses palabras vacías como «en», «y» o «de», por ejemplo, a menos que estas sean imprescindibles para que el contenido tenga sentido. Trata de no usarlas en metatítulos y etiquetas de encabezados.

·       Contenido, contenido, contenido

Cuanto más contenido nuevo y de calidad incluyas en tu web, más sencillo te resultará insertar keywords de forma natural y frecuente. Si no quieres tener que estar manteniendo un blog (que si comienzas, debes ser constante generando información que aporte valor, proporcionada por alguien experto), plantéate incorporar reseñas de tus clientes o actualizar una lista de recursos con cierta frecuencia.

Enlaces útiles

  • Ahrefs: Este comprobador de enlaces externos te ofrece una visión global de los enlaces seguidos y no seguidos para cualquier objetivo y te permite ver qué grado de fiabilidad os aporta Google a ti y a tus competidores.
  • Wordtracker: Te ayuda a encontrar nuevas palabras clave para tu mercado.

7.   En resumen

En resumen, el primer paso antes de montar tu tienda online o e-commerce por primera vez será elegir el producto que quieres vender. Y no olvides que, una vez elegido, tendrás que investigar y analizar en profundidad a la competencia para identificar sus fortalezas y debilidades.

¿QUIERES SABER MÁS? No te pierdas nuestra serie de artículos con todos los pasos para montar un e-commerce por primera vez.