el-modelo-exportador-espanol-en-una-europa-que-pierde-terreno

El modelo exportador español en una Europa que pierde terreno

Comparte esta entrada



El sector exterior ha sido uno de los principales protagonistas de la recuperación reciente tras la pandemia, de manera similar a lo que sucedió después de la crisis financiera. España es el único de los grandes países de la Unión Europea que ha conseguido mantener simultáneamente un sólido superávit de los intercambios comerciales (cercano al 2,5% del PIB en el último año, con datos hasta el tercer trimestre, prácticamente lo mismo que la media del periodo 2015-2019), y un abundante flujo de entrada de capital extranjero. El doblete también ha aportado capacidad de resistencia y confianza ante las turbulencias geopolíticas de los últimos años. 

La cuestión es hasta qué punto estos resultados son sostenibles en el
tiempo. Para calibrarlo, en un mundo interconectado, conviene examinar nuestra
trayectoria a la luz de las transformaciones que atraviesan la economía
global. 

La más evidente: Europa, nuestro principal mercado de exportación y de atracción de inversiones, está perdiendo terreno en relación a los otros grandes bloques comerciales. El crecimiento de la zona euro lleva más de un año sin levantar cabeza, de modo que a duras penas supera los niveles de actividad prepandemia. El PIB se sitúa solo un 3% por encima del nivel alcanzado a finales del 2019, cuando la economía norteamericana ya se ha propulsado un 7,3% más allá de ese umbral. Y se vislumbra una divergencia aún más acusada en el próximo año. 


La locomotora exportadora europea parece haberse atascado, a tenor de la notable contracción del superávit exterior (desde el 2,8% del PIB en el periodo 2015-2019, hasta el 1,2% en 2023). El bloque es también menos atractivo para el capital productivo internacional. La inversión directa extranjera retrocede en términos agregados, aun con diferencias, ya que cae en Alemania al tiempo que sube en España. Mientras tanto, el capital fluye hacia el otro lado del Atlántico tras la aplicación de los potentes estímulos a la inversión y a la relocalización de empresas del Inflation Reduction Act. Europa no dispone de un arsenal comparable al que ha desplegado la administración Biden, ni de una estrategia coordinada, optando de facto por la competencia entre socios comunitarios, como lo evidencia la inflación de subvenciones nacionales, o “ayudas de Estado”, un instrumento poco eficaz que además desvirtúa el mercado único en detrimento de las economías con menos espacio fiscal como la nuestra.

Además del deterioro de la posición energética, Europa padece un
déficit creciente en sus intercambios de productos de alto valor añadido
tecnológico, particularmente con China. En 2022, dicho déficit alcanzó los
36.000 millones de euros, dejando atrás los excedentes de años anteriores. De
manera similar, el comercio de vehículos eléctricos es deficitario.

Así pues, tiene mérito que las empresas españolas hayan ganado terreno en un mercado aletargado como el europeo. Tarde o temprano, sin embargo, el auge de nuestras exportaciones empezará a languidecer. De hecho, ya se perciben síntomas de enfriamiento de los intercambios con la UE, como el ligero descenso de las exportaciones de bienes registrado hasta noviembre. Las importaciones, por su parte, se van recuperando, de modo que cabe esperar una contracción del excedente exterior para este año. Según el Panel de Funcas, el superávit que arroja nuestra balanza por cuenta corriente descenderá hasta el 1,5% del PIB. Este es todavía un saldo saludable.      

No obstante, a medio plazo, además de depender de un bloque comercial europeo
en declive relativo, nuestro aparato productivo se enfrenta al reto de
incorporar las nuevas tecnologías para mantener su posición competitiva. El
talón de Aquiles es la debilidad de la productividad, reveladora de la
dificultad a realizar la transición digital, amenazando con erosionar la
ventaja que disponemos en términos de costes de producción. Un viento de cola
que conviene preservar con consenso social y actuando sobre todas las palancas
que impulsan la productividad.

COMERCIO INTERNACIONAL | Las exportaciones cayeron un 0,7% hasta noviembre en relación a un año antes, arrastradas por los derivados del petróleo, las semi-manufacturas y los medicamentos. Por el lado positivo, destaca la recuperación de las ventas en el exterior del sector automotriz y la consolidada robustez de las de bienes de equipo. Las importaciones también experimentaron una caída a nivel agregado, del 6,8%, como consecuencia sobre todo del abaratamiento de las compras de energía. Con estas tendencias, el déficit comercial se situó en menos de la mitad en comparación con un año antes.

Este artículo se publicó originalmente en el diario El País.

Comparte esta entrada



Leer más
estas-son-las-tendencias-tecnologicas-que-marcaran-la-diferencia-en-2024

Estas son las tendencias tecnológicas que marcarán la diferencia en 2024

¿Buscas información en Google o se la pides a ChatGPT? La forma en la que encontramos datos relevantes está cambiando con la IA. Y esta es solo una de las tendencias tecnológicas de 2024.

  • La transformación digital de las empresas se ha acelerado durante los últimos años debido al impulso de iniciativas como el Kit Digital y a la democratización del uso de las tecnologías.
  • ¿Pero qué nos espera en 2024?, ¿qué tendencias deben conocer las organizaciones para seguir creciendo este año? Te lo contamos en este artículo. 

IA generativa, tecnologías sostenibles o conectividad por satélites a baja altura son términos que se han escuchado durante los últimos años y, en 2024, van a continuar evolucionando y siendo relevantes. ¿Te gustaría saber más sobre las tendencias para este año y sobre cómo puedes implementarlas en tu empresa? En este artículo te contamos cuáles serán las tendencias tecnológicas que triunfarán durante los próximos meses.

¡TUITÉALO! Descubre las tendencias tecnológicas para 2024 que supondrán una gran revolución tecnológica y digital.

Tendencias tecnológicas clave en 2024

La tecnología evoluciona a un ritmo vertiginoso y permite cambios y avances más rápidos. Dentro de esa constante evolución, la inteligencia artificial generativa desempeñará un papel destacado en 2024, junto con otras tendencias que detallaremos a continuación. 

1. Aplicación y uso de la inteligencia artificial generativa

La IA se ha utilizado durante años para el reconocimiento de imágenes y del habla. Además, está presente en las aplicaciones de navegación y los asistentes personales de los teléfonos inteligentes, entre otros dispositivos. En este sentido, la IA generativa seguirá creciendo en 2024, pero habrá varios aspectos a considerar: 

  • Las empresas tienden a modelos privados para proteger la confidencialidad de su información. 
  • La protección de datos personales será fundamental, por lo que se espera que se apruebe una regulación a nivel europeo que sea una referencia. 
  • Cualquier organización que utilice la IA generativa deberá asegurarse de la fiabilidad de las fuentes, de la corrección de la información y de que se están respetando los derechos de propiedad intelectual. 

El mercado de la IA se espera que genere 190.000 millones de dólares en 2025 y que se extienda a multitud de sectores y empresas con independencia de su tamaño. De esta forma se crearán nuevos puestos de trabajo en desarrollo, programación, pruebas, soporte y mantenimiento, entre otros.

El incremento del uso de la inteligencia artificial ayudará a predecir la demanda de servicios y contribuirá a facilitar la toma de decisiones empresariales.

2. Tecnología sostenible 

Las tecnologías verdes serán la prioridad de las empresas en 2024. Esto significa que: 

  • Se deberán utilizar tecnologías más eficientes en cuanto al uso de energías. 
  • Las tecnologías que se apliquen en las empresas deberán depender cada vez menos de recursos no renovables. 

De esta forma, se impulsará la responsabilidad social corporativa de las empresas y el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible. 

Como tecnologías sostenibles destacan la IA, la automatización o la nube

3. Apps inteligentes 

Las aplicaciones inteligentes se caracterizan por ser: 

  • Proactivas, es decir, anticiparse a las decisiones o deseos del usuario. 
  • Personalizadas, de forma que siempre se adaptan a las necesidades del usuario. 
  • Compatibles con otras plataformas, de manera que el usuario pueda utilizar diversas plataformas y la experiencia tenga continuidad. 
  • Adaptables al entorno del usuario en cada momento para que la experiencia sea siempre buena.

4. Industry Cloud Platforms 

Durante los últimos años, ha habido una creciente demanda de plataformas cloud adaptadas a cada sector. En 2024 evolucionarán las soluciones tecnológicas en la nube adaptadas al sector industrial, con el objetivo de afrontar problemas específicos como:

  • la logística, 
  • la regulación 
  • o la necesidad de escalabilidad

5. Impulso de la tecnología No code

Una tecnología No code es aquella que ayuda a diseñar o desarrollar aplicaciones utilizando herramientas intuitivas. Estas permiten arrastrar y soltar elementos, de forma que se elimina la necesidad de escribir código por parte de los desarrolladores. Gartner sostiene que el 70% de las aplicaciones desarrolladas por las organizaciones utilizarán tecnologías de código bajo o sin código, frente a menos del 25% en 2020. 

El 70% de las aplicaciones que desarrollan las empresas utilizan tecnologías de código bajo o sin código. 

6. Desarrollo e implantación de robots

Los robots ya no solo trabajarán en las fábricas, sino que podrán desarrollar otras tareas específicas como el reparto o la atención al cliente. Los robots serán cada vez más versátiles y gracias a la aplicación de la IA podrán aportar eficiencia y productividad a las empresas. 

7. Conectividad a internet por satélites 

La conectividad a internet basada en satélites que utilizan órbitas terrestres bajas se adoptará de forma más amplia y permitirán un mayor rendimiento, puesto que trabajan a menor altura (2.000 kilómetros). Esto favorecerá a aplicaciones como: 

  • las videoconferencias, 
  • la mensajería instantánea 
  • o los trabajos en documentos colaborativos. 

En definitiva, 2024 será un gran año para el desarrollo tecnológico. Este panorama desafiante también ha dado lugar a un momento ideal para cambiar la forma de hacer negocios. Un punto de inflexión para adoptar nuevas soluciones de gestión empresarial que ayuden a las empresas a afrontar estos tiempos difíciles y convertirlos en una ventaja competitiva.

Leer más
la-evaluacion-de-la-eficiencia-de-las-tecnologias-sanitarias-en-espana

La evaluación de la eficiencia de las tecnologías sanitarias en España

Comparte esta entrada



La evaluación organizada,
sistemática e independiente de la seguridad, eficacia y calidad de los medicamentos y de otras tecnologías
sanitarias es una cuestión clave para los sistemas sanitarios actuales. Si
añadimos la consideración de los costes, tenemos la
evaluación de la eficiencia de tecnologías sanitarias (EETS), muchas
veces llamada “análisis coste-efectividad”, que también
es decisiva.

La EETS compara los beneficios para la salud y los
costes incrementales del tratamiento estudiado frente a su mejor alternativa. Responde
a la pregunta: las ganancias adicionales en términos de
salud que proporciona la nueva tecnología ¿valen el precio que tenemos que
pagar por ellas? Si la respuesta es negativa estamos derrochando recursos que
podrían emplearse mejor en otras finalidades capaces de generar resultados
superiores en salud, es decir, estamos perjudicando a los pacientes
destinatarios de éstas, sin beneficiar a aquellos a los que se dirige la
tecnología ineficiente. Aquí la eficiencia no es una cuestión de ahorro, es una
cuestión de salud.

Un ejemplo: un
estudio[1]
analizó en 2007 las mejoras en salud que proporcionaba una terapia con el
novedoso anticuerpo monoclonal bevacizumab, contra el cáncer de colon
metastásico, y su coste incremental. Un año de vida ganado frente a la terapia
alternativa suponía casi 150.000 euros de coste incremental, que se estimaba
muy por encima del valor de referencia aceptable (disponibilidad a pagar) del
SNS y, por tanto, no resultaba ser eficiente. También se examinó su impacto
presupuestario que llegaría a 20,5 millones de € por año, en hipótesis conservadoras.
En estos resultados influyen mucho el cálculo de las ganancias en salud, sobre
las que puede haber mucha incertidumbre, y el precio del medicamento.

Hacer pasar sistemáticamente a los nuevos medicamentos y tecnologías sanitarias por el filtro de la EETS es necesario, ya que están en las avanzadillas del conocimiento y continuamente se producen innovaciones punteras en infinidad de campos terapéuticos. Valorarlas de manera individual e informal es ilusorio. Hoy asistimos a una biorrevolución protagonizada por los medicamentos biotecnológicos, la genómica, las terapias de células T con receptores quiméricos de antígenos (CAR-T), o las herramientas CRISPR útiles para la investigación y el tratamiento de enfermedades genéticas. Estas últimas se han empezado a aprobar por las agencias reguladoras de ETS para tratar enfermedades concretas hace sólo dos meses.

A este ritmo acelerado de la innovación en campos
complejos se une que la información sobre el balance beneficio/riesgo que se
obtiene de los ensayos clínicos de eficacia y seguridad es complicada y costosa
de conseguir, está sometida a altos niveles de incertidumbre y puede ser modificada
por nuevas pruebas científicas obtenidas con su uso en el mundo real. Por otro
lado, los estudios de evaluación no pueden extenderse ni prolongarse sine die, dada la urgencia de disponer
de las innovaciones potencialmente resolutorias de necesidades terapéuticas importantes
no cubiertas. Además, toda esta información no sólo es imperfecta, sino también
asimétrica, pues quien mejor dispone de ella son las empresas innovadoras.

Esta complejidad se aprecia en un estudio, que comprobó que para más de la mitad de los medicamentos autorizados en Alemania entre 2011 y 2017 no se había podido demostrar que habían generado un beneficio clínico adicional, frente a un 10 % con beneficio importante y un 15 % con beneficio añadido considerable.

Por todas estas razones las Administraciones
Públicas organizan y desarrollan legislación, organismos y métodos de evaluación de tecnologías sanitarias como un
mecanismo de defensa de los consumidores y de los intereses de los sistemas
públicos de salud.

La EETS, además
de necesaria es decisiva porque afecta en primer término a la salud de los
pacientes; según se organice, estimula o deprime la innovación biomédica; condiciona
a sectores productivos de gran importancia y puede contribuir a racionalizar el
gasto público en sanidad al orientar las decisiones de precios a pagar y de
atribución de financiación pública a la incorporación de nuevos medicamentos y
tecnologías. La industria farmacéutica
en España en 2020 era el noveno sector industrial por VAB generado, ocupaba a
50.984 personas (el 2,2 % de toda la industria española), y era el tercer
sector por intensidad de innovación (Ministerio de Industria Comercio y Turismo
2023). En 2022 también era tercero por exportaciones (Farmaindustria 2023). Por
su parte, la industria de tecnologías sanitarias en 2022 facturó 10.150
millones de euros, el 43 % exportados y superó los 30.500 puestos de trabajo
directos (FENIN 2023). En el año 2022, el gasto público en medicamentos y
productos sanitarios ascendió a 28.258,2 millones de euros (Ministerio de
Hacienda 2023).

Funcas ha publicado en los últimos meses tres notas técnicas sobre la EETS en España, cuyos autores somos Juan Oliva, Catedrático de Economía, Universidad de Castilla la Mancha; José Vida, Profesor Titular de Derecho Administrativo, Universidad Carlos III de Madrid y quien esto suscribe. El primero examina las barreras que se oponen a la EETS, su regulación —muy insuficiente—, su grado de desarrollo en la práctica y las nuevas tendencias en nuestro país. El segundo estudio describe la compleja y defectuosa organización administrativa al servicio de la EETS. El tercero contiene una propuesta concreta y detallada de reorganización de las entidades administrativas responsables. Además, el 12 de diciembre de 2023 se presentaron y comentaron dichas notas técnicas en un webinario de Economía y Políticas de Salud que se puede ver en el canal de Youtube de Funcas. Como comentaristas intervienen José Ramón Repullo, profesor emérito de la Escuela Nacional de Sanidad, que habló desde la perspectiva del Sistema Nacional de Salud y José María Labeaga, Catedrático de Economía de la UNED, quien intervino desde la perspectiva de la evaluación de políticas públicas. En sucesivos artículos resumiremos su contenido y conclusiones.


[1] Casado
et al. Análisis coste-efectividad y de impacto presupuestario del tratamiento
en primera línea del cáncer colorrectal metastásico en España. Rev Esp Econ
Salud 2007;6(2):106-18.

Comparte esta entrada



Leer más
como-los-cio-lideraran-empresas-inteligentes-con-estrategias-de-ia-generativa

Cómo los CIO liderarán empresas inteligentes con estrategias de IA generativa

El 75% de las compañías ya explora la IA generativa, según Gartner. En este artículo hacemos un repaso a la figura del CIO como líder en empresas inteligentes que utilicen estrategias de IA generativa.

  • Los CIO que quieran liderar el cambio en sus empresas deberán abandonar su zona de confort y asumir nuevos roles en los próximos años. 
  • Desde la irrupción de la IA generativa en 2022, la innovación ha cambiado de rumbo. Casi no recordamos otros avances como el metaverso, y los CIO también tendrán que modificar su foco. Descubre cómo. 

Miguel de Unamuno decía que el progreso consiste en renovarse. Frase que, con el paso del tiempo, se convirtió en: renovarse o morir. En ese punto están los CIO actuales, que afrontan diversos retos de cara a los próximos años relativos a la IA generativa, y que tendrá que transformar su manera de trabajar. 

¿Cómo es el CIO del futuro?

La transformación digital de las empresas está encabezada por el CIO, pero, su papel se ampliará en los próximos años para convertirse en parte de la estrategia de negocio. ¿Qué características tiene el Chief Information Officer del futuro? Son las siguientes: 

Tiene carácter holístico

Según el informe Agenda del CIO 2024, elaborado por Softtek para el año 2026, el 60% de los directores de tecnología de la información, a nivel global, podrían ver su rol amenazado por otros miembros de la organización. 

Para superar este obstáculo deberán aportar valor y tener presencia a nivel de todos los departamentos de la empresa. 

Comprende que el éxito de la innovación tecnológica se basa en las personas

El CIO del futuro debe:

  • empoderar a su equipo y darles voz y voto en las decisiones importantes,
  • fortalecer las alianzas entre los departamentos de la empresa, 
  • atraer y retener talento 
  • e incorporar colaboradores externos.

Garantiza la sostenibilidad 

Se habla mucho de sostenibilidad en las empresas. Algo que afecta también al CIO, que será responsable de la implantación de soluciones de eficiencia energética, medición de resultados y optimización de los procesos, entre otros elementos. 

Utiliza la IA generativa como base de la transformación

El foco del CIO ya no está en si utilizar o no la IA generativa, sino en cómo aplicarla en la empresa. Un estudio de KPMG sostiene que el 77% de los líderes empresariales considera que la IA generativa es la tecnología emergente que tendrá mayor impacto en el negocio en los próximos 3 a 5 años. 

Se complementará con otra nueva figura: el CAIO

Durante los próximos años, es posible que surja un puesto en las compañías complementario al CIO que será el CAIO. Se trata del Chief AI Officer, que se enfocará en el desarrollo e implementación de la IA. 

El 90% de los CIO plantean aumentar el presupuesto tecnológico de cara al próximo año. El área con mayor incremento será la automatización, según el informe de Softtek. 

Pasos para implantar soluciones de IA generativa

Las compañías y sus directores de tecnología de la información se están preparando para el futuro de la inteligencia artificial y están aplicando programas piloto. Aunque cada organización es diferente y la aplicación de la IA se debe adaptar a las circunstancias de cada caso, con carácter general, se pueden seguir una serie de pasos para la implantación de la IA generativa: 

  • Identificar los posibles usos. El primer paso consiste en ver los usos que puede tener la IA en la empresa y analizar los resultados que se pueden conseguir. 
  • Seleccionar las soluciones de IA adecuadas. Esta es una fase muy importante en la que el CIO deberá colaborar con otros responsables de departamento de la empresa y analizar casos de éxito de organizaciones similares.
  • Fijar objetivos. El establecimiento de las metas concretas que se quieren alcanzar con la IA en el negocio facilitará la medición de los resultados. Deben de ser objetivos cuantificables y tener un plazo para completarse. 
  • Implantación de la nueva tecnología. Para que no exista una resistencia al cambio, es fundamental la formación e información de los empleados y la integración de las soluciones de IA generativa con los sistemas que ya existan en la compañía. 
  • Control de la seguridad y ética en el uso. El CIO deberá establecer normas de seguridad y valores éticos en los que se basará el uso de la IA generativa en la empresa. 
  • Evaluación permanente. El departamento de TI debe liderar el cambio y también realizar una evaluación continua para determinar en todo momento si es necesario realizar modificaciones o cambiar elementos. 

El primero paso para implantar la IA generativa en las compañías consistirá en identificar los usos que se le puedan dar en las diversas áreas. 

En definitiva, estamos en el momento de la IA generativa y será una prioridad durante los próximos años. Sin embargo, los CIO deben estar atentos no solo a la evolución de la tecnología, sino también al desarrollo de la normativa sobre la IA que afecte al ámbito empresarial. 

Leer más
rumbo-a-la-economia-digital:-plan-espana-digital-2026-y-oportunidades-para-autonomos-y-pymes

Rumbo a la economía digital: Plan España Digital 2026 y oportunidades para autónomos y pymes

En 2020 comenzó a implementarse una estrategia para la digitalización de las empresas españolas y para 2026 se plantean nuevos retos que impulsan una gran transformación. Conoce detalles del Plan España Digital 2026.

  • El 56 % de las pymes españolas consideran que la digitalización es clave para la competitividad, según el Observatorio de Digitalización 2023 de GoDaddy.
  • Para impulsar a las pymes y a los autónomos en el uso de las nuevas tecnologías se han establecido nuevos desafíos que derivan del Plan España Digital 2026. Los vemos en este artículo. 

En 2020 vivimos un cambio inesperado debido a la irrupción de la COVID-19. Esta promovió el uso de las nuevas tecnologías por parte de las empresas para poder seguir trabajando durante el confinamiento. También fue un momento de reflexión en el que los empresarios fueron conscientes de la necesidad real de digitalizarse. El Gobierno elaboró la Agenda España Digital 2025 para establecer una hoja de ruta de la digitalización empresarial. La agenda se ha actualizado recientemente para adaptarla a los nuevos retos futuros y se ha elaborado el Plan España Digital 2026.

¡TUITÉALO! El Plan España Digital 2026 se articula en base a tres bases: infraestructuras y tecnología, economía y personas.

Dimensiones del Plan España Digital 2026

El Plan España Digital se divide en tres bases que son las siguientes:

  • Infraestructuras y tecnología, que abarca cuatro ejes: conectividad, impulso a la tecnología 5G, ciberseguridad, economía del dato e inteligencia artificial. En relación con este pilar se aprobó la Ley General de Telecomunicaciones. Lo que se pretende es que en 2026 se universalice la cobertura rápida en toda España y se transformen los sectores productivos.
  • Economía, que incluye cuatro ejes: transformación digital del sector público y de la empresa, emprendimiento digital, España – Hub audiovisual y transformación digital sectorial y sostenible. En el sector privado, por ejemplo, se lanzó el proyecto Kit Digital. Además, se creó la Oficina Nacional de Emprendimiento y se reforzó la financiación de ENISA.
  • Personas, que incluye dos ejes que son los siguientes: competencias y derechos digitales. En este sentido, se contemplan programas para mejorar las habilidades digitales que se gestionarán por el Estado y las Comunidades Autónomas. En cuanto a los derechos digitales, se han elaborado diversas leyes desde 2021 como la Ley de trabajo a distancia o la Ley Rider para regular la nueva realidad laboral actual.

Este último pilar es el más importante, puesto que las personas deben estar en el centro de cualquier cambio y es necesario considerar siempre sus necesidades. Por otro lado, también es importante eliminar desigualdades.

El Plan España Digital 2026 supondrá la eliminación y simplificación de los trámites burocráticos para las empresas.

Nuevos ejes del Plan España Digital 2026

El Plan España Digital 2026 mantiene los ejes que hemos visto en el apartado anterior. También añade otros dos nuevos que son transversales. Son los siguientes:

  • PERTE o Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica. Son instrumentos de colaboración entre el sector público y el privado que tienen como meta impulsar grandes proyectos para el crecimiento de la economía. Se desarrollan en sectores claves para España como la automoción, la salud, las energías renovables, el sistema agroalimentario, la economía circular, la industria naval, la digitalización del ciclo de vida del agua, la nueva economía de los ciudadanos, entre otros aspectos.
  • RETECH o Redes Territoriales de Especialización Tecnológica. En este caso se trata de proyectos que se coordinan con las comunidades autónomas para lograr la transformación digital. Se refieren a aspectos como la inteligencia artificial, las tecnologías verdes por diseño, la ciberseguridad, las redes de emprendimiento digital o la digitalización de entornos rurales y despoblados.

Estos dos ejes, como decíamos, son transversales puesto que afectan al resto de pilares y ejes que hemos detallado en el apartado anterior.

Ventajas para pymes y autónomos

Las ventajas que aporta el Plan España Digital 2026 son las siguientes:

  • La transformación empresarial en diversos aspectos, como el uso de herramientas digitales disruptivas que aumente su competitividad.
  • La formación de las personas para que tengan o desarrollen sus competencias digitales a lo largo de su vida laboral. Asimismo, para que haya más expertos digitales y conseguir además la paridad de género.
  • Otra de las ventajas más destacadas para las pymes y autónomos consiste en la simplificación de los trámites burocráticos. Hasta ahora, este ha sido uno de los obstáculos más relevantes a los que se enfrentan los empresarios.

Todavía queda mucho camino por recorrer para que las pymes y los autónomos españoles se digitalicen y puedan competir con empresas de mayor tamaño. En los próximos años se notarán los cambios y la transformación hacia una economía digital, aunque habrá que actualizar los planes a las circunstancias de cada momento.

Leer más
mensajes-del-lio-de-openai

Mensajes del lío de OpenAI

Comparte esta entrada



Menudas semanas llevan Sam Altman y compañía. El fundador de ChatGPT y máximo ejecutivo de la empresa que lo gestiona, OpenAI, fue despedido el pasado 17 de noviembre por un fuerte desencuentro con su Consejo de Administración, acusado de falta de transparencia en sus declaraciones públicas sobre algunos proyectos de la empresa que maneja probablemente una de las principales herramientas tecnológicas del presente y del futuro. Tras un escarceo que casi le lleva a entrar en Microsoft, principal accionista de OpenAI, cinco días más tarde todo volvió al punto de partida y Sam Altman finalmente recuperó su puesto en ChatGPT. Se cambia, además, completamente al Consejo de OpenAI, que deberá, en primer lugar, resolver los problemas de gobernanza de la compañía. También reforzar su misión principal: asegurar que la inteligencia artificial (IA) sea segura para todos. No se puede olvidar que el Consejo de OpenAI no es uno al uso. No son los accionistas los que se sientan en el mismo, sino un conjunto de notables que supervisa el rumbo de la empresa así como las cuestiones de negocio y cómo hacerlas compatibles con la seguridad. La sensación de que OpenAI quería abrir demasiadas líneas de negocio a la vez —potencialmente arriesgando seguridad— generó el caos.

La estructura organizativa actual de OpenAI refleja estos problemas y conflictos de interés. Cuando se creó en 2015, se hizo sin ánimo de lucro, de ahí la peculiaridad de su Consejo de Administración, que vigila el progreso de una IA general que pudiera superar las capacidades de los seres humanos con todos sus peligros. Sin embargo, al tiempo, se dieron cuenta que, para poder desarrollar adecuadamente la tecnología, hacían falta inversiones voluminosas y para ello crearon una filial —esta sí, con ánimo de lucro— en la que Microsoft tomó un 49 por cien del capital (13 millardos de dólares). Ahí comenzó el conflicto de intereses (seguridad versus negocio). Esto será un problema siempre cuando no se adopta una visión de vigilancia adecuada, que no impida los avances en IA —y por tanto las mejoras aparejadas en productividad y aumento del bienestar—, pero a la vez, no exacerbe los riesgos que pueden quebrar muchas de las garantías en protección de datos y seguridad que nos hemos dado como sociedades avanzadas. Llevado al extremo, situaciones próximas a la ciencia ficción, con máquinas y robots superando el mando del control humano.

Por último, OpenAI exhibe el patrón de libre empresa y pocas normas de su país de origen (EEUU), con un enfoque de supervisión, próximo a la autorregulación, donde el Consejo de Administración no tiene el lucro como objetivo principal y, además, está compuesto por expertos o notables “buenos” que vigilan ChatGPT. Es un modelo excesivamente ingenuo y laxo en un mundo tan complejo como el actual, más aún ante la enorme potencia de la herramienta. No funcionará. Por ello, para evitar males mayores, la nueva IA necesita una regulación clara y muy definida, también en Estados Unidos aunque no les guste, que equilibre innovación y seguridad. 

Este artículo se publicó originalmente en el diario La Vanguardia.

Comparte esta entrada



Leer más
el-dilema-de-la-ciberseguridad:-¿valorada-pero-no-priorizada-las-pymes?

El dilema de la ciberseguridad: ¿Valorada pero no priorizada Las pymes?

Casi el 50% de las pymes a nivel global han sufrido un incidente de ciberseguridad en el último año y el 25% más de uno. ¿Tu empresa está preparada para este riesgo?

  • Filtración de datos personales de clientes, pérdida de reputación, daños económicos irrecuperables: son solo algunas de las consecuencias de un ciberataque.
  • Sin embargo, la ciberseguridad sigue siendo una asignatura pendiente para las empresas. En este artículo te contamos las principales conclusiones del informe de Sage – Ciberseguridad para pymes: navegar por la complejidad y resiliencia.

Cualquier empresa, con independencia de su tamaño, debería sentirse segura y centrarse en ser productiva y eficiente. Sin embargo, la ciberseguridad sigue siendo un reto para muchas organizaciones y más en un entorno incierto y que cambia continuamente.

¡TUITÉALO! Descubre las conclusiones clave del informe de Sage y adquiere las habilidades necesarias para navegar con resiliencia en el complejo entorno de la ciberseguridad.

Retos de las pymes en ciberseguridad

Del informe elaborado por Sage, derivan varias conclusiones importantes en cuanto a los retos a los que se enfrentan las pymes en materia de ciberseguridad. Son los siguientes:

  • Falta de actualización. El 51% de las pymes considera que su principal reto es estar actualizado sobre las nuevas amenazas. Esta cifra aumenta a un 54% en el caso de pymes con sede en Reino Unido.
  • Afianzar lo que se espera de ellos. Otro reto sobre el tema consiste en afianzar que los empleados entiendan lo que se espera de ellos (45%).
  • Formación en materia de ciberseguridad. Los empleados deben conocer los riesgos, la normativa, la forma de actuar en caso de un ciberataque. Este reto ocupa el tercer lugar con un 44%.
  • Costes. El coste de las medidas relativas a la ciberseguridad es otro reto que tienen las pymes (43%). Para el 44% de las pymes, la incertidumbre económica y el aumento de precios influyen en este gasto.

¿Los empresarios conocen los fundamentos de la ciberseguridad?

Existen determinados elementos que son básicos en ciberseguridad, como por ejemplo:

  • la aplicación de parches del sistema,
  • las copias de seguridad de los datos,
  • los controles de acceso o la autenticación de dos factores.

Pero, incluso estos aspectos que son básicos requieren conocimiento y herramientas específicas para que funcionen correctamente.

Sobre este asunto, destacamos los siguientes aspectos:

  • Uso de cortafuegos. Cabe destacar que el 46% de las pymes no utiliza firewalls (cortafuegos), a pesar de que el 84% afirma estar familiarizado con ellos.
  • Realización de copias de seguridad. A nivel mundial, el 42% no realiza copias de seguridad de los datos críticos. Curiosamente, las pymes británicas (62%) son más diligentes, en este sentido, que las estadounidenses (55%).

Descarga nuestro informe completo y descubre todas las claves de la situación actual de la ciberseguridad en las pymes.

Teletrabajo ¿seguro?

Durante los últimos años, los modelos de trabajo han cambiado y las pymes se enfrentan a una realidad en la que prevalecen los trabajos a distancia o híbridos. Es necesario tomar medidas para evitar ciberataques.

  • Adopción de medidas. El 73% de las empresas ha implantado sistemas para facilitar el teletrabajo seguro. Para el 63% de las organizaciones, estos sistemas son distintos de la seguridad que se aplica en la oficina. Sin embargo, en muchos casos faltan expertos en TI o ciberseguridad. Es por ello, que los empresarios están preocupados por la capacidad de las pymes para hacer frente a los riesgos de ciberseguridad del teletrabajo.
  • Supervisión de la seguridad. Aunque un gran porcentaje de empresas (82%), ha implantado algún control de seguridad, solo el 57% supervisa la seguridad en el teletrabajo.

Claves para fomentar una cultura proactiva en ciberseguridad

Para evitar ciberataques y reaccionar de forma eficaz, si los hay, es necesario fomentar una cultura corporativa que desarrolle la proactividad de los empleados. La clave está en que los trabajadores aprendan a tomar decisiones correctas en materia de seguridad. Las acciones que se pueden implantar para lograrlo son las siguientes:

  • Dar ejemplo desde la dirección.
  • Utilizar herramientas didácticas para incrementar el conocimiento.
  • Contribuir a que las acciones en materia de ciberseguridad de los empleados sean sencillas.
  • Tratar los temas de ciberseguridad de forma regular.

Un 91% de las pymes prevé que su inversión en ciberseguridad aumentará o se mantendrá igual durante el próximo año. 

Retos más habituales de la ciberseguridad

Las empresas se enfrentan a retos diarios y deben conocerlos si quieren crecer con tranquilidad. Los retos más comunes son los siguientes:

  • Entender qué tipo de seguridad se necesita (43%). Dependerá de muchos factores como el sector, el tipo de información que se maneje o la forma de trabajo.
  • Educar a los empleados sobre ciberseguridad (44%). Los empleados no solo deben conocer los riesgos que existen, sino también la forma de reaccionar si se materializa un riesgo. En este sentido, las pymes están reclamando apoyo activo a los organismos públicos.
  • Asegurarse de que los empleados entienden lo que se espera de ellos (45%). Si no tienen claro qué hacer, pueden cometer errores que afecten a la seguridad de la empresa.

En definitiva, tomar medidas para garantizar la seguridad telemática de las empresas ya no es una opción o algo que dependa del tamaño de la compañía. Es una necesidad derivada de un entorno cambiante al que solo las organizaciones resilientes se adaptarán.

Leer más
¿por-que-el-70%-de-las-pymes-carece-de-confianza-en-su-transformacion-digital?

¿Por qué el 70% de las pymes carece de confianza en su transformación digital?

Te contamos cuáles son las razones que están detrás de las principales dificultades en la transformación digital de las pymes y cuáles pueden ser los remedios.

  • Un 70% de las pymes cuenta con una insuficiente confianza en su digitalización.
  • La mayoría de los problemas tienen una solución tecnológica y organizativa.

Contenido del post


  1. Falta de coherencia entre canales
  2. Ausencia de planes de digitalización
  3. Falta de inversión
  4. Dificultades en la transformación digital relacionadas con el control
  5. La barrera cultural
  6. El temor a la internacionalización
  7. El rezago digital

Un estudio internacional de Amazon señala que más del 70% de las pymes carece de confianza para hacer crecer su negocio online. Es patente que muchas encuentran serias dificultades en la transformación digital.

No es raro, ya que la digitalización es una labor ardua pero con sentido. Existen herramientas para enfrentarse a ella y los frutos pueden ser la base para el crecimiento y la especialización de un número enorme de pequeños y medianos negocios. En realidad, para cada una de las dificultades en la transformación digital existe un camino esforzado, pero capaz de mejorar los negocios.

¡TUITÉALO! Las dificultades en la transformación digital de las pymes existen, pero también hay soluciones. ¡Toma nota de los remedios!

1) Falta de coherencia entre canales

La omnicanalidad es muy sugerente pero también desafiante. Muchos negocios, en su lugar, optan por un enfoque multicanal no suficientemente coordinado. Se esfuerzan por dirigirse a segmentos muy concretos en cada canal, pero no saben cómo permitir que los clientes cambien de uno a otro a su elección. Además, tampoco saben guiar los datos dentro de la empresa para organizar procesos de atención que puedan involucrar varios canales.

Por ello, el primer paso de la solución pasa por estudiar con detalle los procesos de los datos. Hay que analizar cómo compartirlos entre los distintos canales y cómo dar coherencia a la actuación de todos ellos.

2) Ausencia de planes de digitalización

Esto es frecuente en empresas con enfoques muy tradicionales que no saben readaptar. Sus directivos suelen evitar plasmar por escrito planes concretos para no mostrar las carencias organizativas. Cuanto más retrasada esté la digitalización, más profundos serán los cambios necesarios y mayores las resistencias internas.

Por supuesto, el punto de llegada para resolver esta dificultad en la transformación digital es la elaboración y exposición de planes de digitalización. Sin embargo, para llegar a esa fase es necesario abordar los incentivos de toda la plantilla para involucrarse en el cambio. Hay que configurar la organización de tal forma que la mejor respuesta para todos los empleados sea colaborar en este proceso.

La digitalización es un proceso mixto tanto tecnológico como organizativo en el que no pueden descuidarse los incentivos de todas las partes involucradas.

3) Falta de inversión

La transformación digital es un proyecto transversal. Afecta a cada departamento y realidad de la empresa. Por ello, las previsiones sobre su impacto en los flujos de caja no son sencillas. Muchas pymes subestiman el efecto global por tener solo en cuenta beneficios concretos en aspectos limitados de la digitalización. Por ejemplo, es el caso de las que solo piensan cómo una web puede ayudar a vender, pero no analizan cómo la digitalización racionaliza costes.

En ese sentido, los planes de digitalización pueden ser una llave maestra que abra muchas puertas. Aportan la visión de conjunto, necesaria para poder ganar la confianza de los inversores. Es, por tanto, un requisito para la llegada informada de recursos financieros.

4) Dificultades en la transformación digital relacionadas con el control

La digitalización favorece el control. Permite tener más sensores, fuentes de información y mecanismos de regulación automática de múltiples aspectos. Eso ayuda a descubrir problemas, pero también a proponer e implementar soluciones. En algunos casos, surgen resistencias en la plantilla ligadas a desajustes conocidos pero no abordados. 

El remedio pasa por dos direcciones:

  • Por un lado, debes centrarte en soluciones constructivas. De poco sirve conocer que algo falla si no se sabe proponer medidas de corrección. Muchas de estas pasan por herramientas digitales.
  • En segundo lugar, hay que implementar sistemas y protocolos que sean intuitivos. Si estos fluyen, las resistencias se van disipando. 
Sage
Conoce las razones que están detrás de las principales dificultades en la transformación digital de las pymes.

5) La barrera cultural

Las pymes todavía tienen muchos empleados que sienten la digitalización como algo ajeno. En algunos casos, piensan que es propia de un tiempo futuro que no es el suyo. En otros, hay un factor organizativo más profundo. Si una empresa no ha promovido iniciativas digitales durante muchos años o lo ha hecho sin convencimiento, es difícil que florezca una cultura digital sólida.

Para fortalecer la cultura digital es necesaria una actitud de escucha. Parte de los temores son los propios de cualquier tarea pendiente. En una pyme no es tan complicado recabar opiniones de cada empleado y obtener una visión de conjunto. Hay que trabajar las percepciones equivocadas, pero también afrontar los retos organizativos. Así, la plantilla podrá sentir el proceso como algo propio.

6) El temor a la internacionalización

Hace pocos años la internacionalización estaba fuera de los planteamientos de la mayoría de las pymes. La digitalización ha abierto posibilidades en muchas facetas (comercio electrónico exterior, selección de talento extranjero, cadenas de suministro que involucran varios países, entre otras muchas). Y, con ello, las pymes van tomando conciencia de muchos riesgos internacionales, desde los de tipo de cambio al soberano, por citar algunos.

La cuestión es que las pymes ya sufrían esos riesgos de forma indirecta. La exposición a lo que sucede en el extranjero era un factor clave de su entorno. Ahora tienen que tomar las riendas del seguimiento y gestión de esos riesgos. Por fortuna, no faltan ni profesionales ni herramientas tecnológicas para elevar la calidad de la gestión financiera y de tesorería de las pymes. 

7) El rezago digital

El ecosistema digital es como cualquier otro y, por tanto, sobreviven los mejor adaptados. En ese sentido, los líderes tienen una ventaja, ya que los primeros en asimilar con éxito una tecnología tienen menores costes. Por ello, muchos rezagados se desaniman y solo piensan en las mejores oportunidades para liquidar sus negocios. Esto es relativamente frecuente en pymes lideradas por emprendedores cercanos a la jubilación.

Sin embargo, esta percepción no tiene en cuenta que la experiencia predigital también es útil en esta nueva etapa. Al final, de lo que se trata es de combinar ese conocimiento con las nuevas herramientas para construir mejores procesos y productos. 

En definitiva, las dificultades en la transformación digital marcan un camino de trabajo duro pero fructífero. La digitalización hace aflorar problemas y soluciones que moldearán el futuro de los negocios.

Leer más
¿como-aborda-el-tejido-empresarial-espanol-el-impacto-medioambiental-mediante-el-uso-de-las-tic?

¿Cómo aborda el tejido empresarial español el impacto medioambiental mediante el uso de las TIC?

Conoce en este artículo cuál es el gran aporte de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) a la sostenibilidad empresarial en España.

  • La digitalización y el uso de soluciones tecnológicas avanzadas están contribuyendo a una mayor sostenibilidad en las empresas, reduciendo costes y mejorando la eficiencia.
  • Conoce varios casos de éxito de empresas que están tomando medidas específicas para minimizar su impacto ambiental mediante la tecnología. 

Tecnología y medio ambiente van de la mano. La transformación digital de las empresas ha logrado ganar en competitividad, mejorar la calidad y precisión del proceso productivo y reducir costes para una mayor eficiencia. También ha contribuido a una mayor sostenibilidad y a minimizar el impacto medioambiental de la actividad empresarial.

Las empresas cada vez están más concienciadas sobre estos beneficios y continúan progresando en la implementación de soluciones tecnológicas avanzadas, aplicando las conocidas TIC. En España, el 68% del tejido empresarial tiene un nivel de digitalización al menos básico frente al 69% de la Unión Europea. El 12,3% utiliza inteligencia artificial y el 14,3% emplea big data o inteligencia de datos, según el ‘Informe de la Década Digital 2023’ de la Comisión Europea.

No son las únicas. Otras técnicas como la robótica se van abriendo paso en las compañías, aunque todavía su adopción es incipiente. Solo el 7,8% de las empresas de más de 250 empleados y el 1,4% de las microempresas reconocen el uso de robots. Estas cifras las arroja el estudio ‘Brújula | Tecnologías digitales en la empresa’ del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI).

Todavía son datos por mejorar y distantes de los objetivos planteados en el horizonte de 2030 por la Unión Europea. Las ventajas de las TIC ya son más que evidentes con independencia del tamaño de la empresa y de su sector de actividad.

Las compañías españolas son conscientes de ello:

  • 4 de cada 10 están concienciadas sobre la relación existente entre sostenibilidad y uso de las TIC.
  • El 58,2% tiene en cuenta el impacto ambiental al seleccionar productos o servicios TIC.
  • El último porcentaje es del 41,8% en las pymes.

¡COMPARTE! Conoce cómo abordan las empresas españolas el impacto medioambiental de la mano de las TIC.

Tecnología, técnicas y prácticas TIC para la sostenibilidad medioambiental en las empresas

Las empresas emplean diversas tecnologías para ser más respetuosas con el medio ambiente y reducir su huella de carbono. Hay muchas posibilidades, técnicas y avances científico-tecnológicos. Las que destacan por su ayuda a conseguir los objetivos de sostenibilidad y medio ambiente en las empresas, son estas:

5G

Con el 5G, el consumo de energía por bit se reduce hasta en un 60% en comparación con el 4G. Además, diversos estudios indican que las emisiones de CO2 disminuyen un 15%.

Internet de las Cosas (IoT)

Conocido como IoT, es uno de los avances técnicos más versátiles y relevantes de los últimos años. Con el uso de sensores conectados a distintas redes se puede controlar la iluminación y el consumo de agua o de energía en las empresas. Áreas todas ellas muy sensibles en el tejido empresarial.

Los datos de ONTSI reflejan que el 38,9% de las empresas contaba en 2022 con medidas para reducir el consumo energético de su equipamiento TIC.

Con los sistemas IoT, se puede:

  • monitorizar la temperatura y humedad,
  • optimizar el uso de la calefacción y aire acondicionado,
  • mejorar la seguridad,
  • tener un control más exhaustivo de la calidad
  • o realizar inventarios de forma más fácil, entre otras.

Cloud computing y su contribución a la sostenibilidad medioambiental mediante las TIC

Conocida también como computación en la nube o servicios en la nube, ha facilitado el teletrabajo, junto con Internet. Su principal ventaja es disponer de aplicaciones y accesos a programas sin necesidad de instalarlos en el ordenador para trabajar en remoto o teletrabajar.

Es una modalidad de trabajo que solo está implantada en el 39,6% de las pymes y en el 16,6% de las microempresas. Principalmente, reduce el uso del transporte y, en consecuencia, las emisiones de gases de efecto invernadero. Igualmente, minimiza el número de reuniones presenciales a las que también habría que desplazarse.

Además, las empresas pueden depositar sus datos o archivos en centros de datos o servidores remotos. Así, no es preciso emplear múltiples dispositivos de almacenamiento en la propia empresa, lo que redunda en un menor consumo de energía.

Big Data

Se emplea en numerosos sectores de actividad. Por ejemplo, en el transporte, ayuda a analizar el tráfico, mejorando la planificación de las rutas y calculando el coste en combustible. Otros beneficios son una mayor productividad, el control de las materias, productos e inventarios, y hacer más sencillo el diseño de sistemas de automatización en edificios.

Robótica

Contribuye a mejorar la productividad y los procesos de negocio haciendo un uso óptimo de los recursos.

Ciberseguridad

La principal ventaja en materia medio ambiente es la protección de activos estratégicos en las empresas como, por ejemplo, las infraestructuras de energía.

Inteligencia Artificial y su impacto en las empresas a través de las TIC

Últimamente está más en boga, pero el origen de esta tecnología se remonta a 1943. Tiene numerosas aplicaciones en las empresas de diferentes sectores de actividad. Puede detectar cambios en el uso de la tierra en agricultura o las necesidades de riego o fertilizantes por parcela.

Es de ayuda para conocer la calidad del agua en las poblaciones y acuíferos, y en eficiencia energética para optimizar los sistemas de calefacción y ventilación. Otros posibles usos son la optimización de la producción, la clasificación y mejora en gestión de residuos.

Biotecnología

Los biocombustibles pueden ser usados en distintos vehículos, furgonetas o camiones de empresa, tanto en largo recorrido como en logística de última milla. Las compañías evitan la dependencia del uso de los combustibles fósiles y reducen las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con la biotecnología también se producen nuevos materiales a partir de residuos o desechos que se utilizan en la elaboración de equipos y materiales de oficina. En algunos casos, incluso, estos biomateriales almacenan dióxido de carbono.

Casos de éxito de aplicación de TIC

  • Coldplay. El grupo musical ha decidido reducir en un 50% la huella de carbono de sus giras musicales. Además de controlar la distancia entre las ciudades en las que actúa y los desplazamientos, las acciones se engloban en una aplicación desarrollada específicamente para la banda británica. Software, cloud y realidad aumentada son la base de esta solución para medir el impacto de los viajes de los espectadores a los espectáculos.
  • BSH. Es el fabricante de electrodomésticos de marcas como Bosch, Siemens o Balay. Ha optado por el procesamiento automático de los datos para reconfigurar y recalibrar una máquina crítica en sus procesos productivos para evitar defectos de fabricación en sus productos. Así se previene tener piezas inservibles.
  • Sesé. La compañía de servicios integrales de logística ha logrado, junto con Repsol y Scania, utilizar combustibles renovables. Con este biocombustible se reducen las emisiones de CO2 en un 90% en cada trayecto.
  • Consulmar. La compañía de servicios marítimos ha migrado su ERP a la nube para mejorar las comunicaciones entre delegaciones y digitalizar sus trámites y procesos. También puede comprobar la trazabilidad de las distintas embarcaciones.
  • Planasa. La digitalización es la apuesta de esta compañía con viveros en ocho países. Con sensorización e IoT y con la captura de datos e información en movilidad, controla los parámetros de calidad en toda la cadena de valor.
  • Vodafone. Con IoT y big data ha desarrollado un sistema de control inteligente del agua y energía. Este se ha probado para el sistema público, en localidades como Gandía.

En conclusión, por lo tanto, las empresas están respondiendo de manera proactiva al desafío del impacto medioambiental adoptando las TIC. Desde reducir las emisiones de CO2 en giras musicales hasta la monitorización ambiental en la construcción, están dando lugar a resultados tangibles en la lucha contra el impacto medioambiental.

Leer más
desafios-de-la-transicion-ecologica-en-las-pymes:-¿estan-preparadas-para-el-cambio?

Desafíos de la transición ecológica en las pymes: ¿Están preparadas para el cambio?

Solo el 15% de las pymes españolas tienen en marcha alguna iniciativa para reducir la huella de carbono en el marco de la transición ecológica.

  • Cada día escuchamos hablar de sostenibilidad empresarial, transición ecológica, cambio climático, pero ¿qué están haciendo las pymes españolas para afrontar el cambio hacia la economía circular?
  • Se impone la necesidad de un nuevo modelo empresarial, pero las organizaciones de menor tamaño deben afrontar numerosos obstáculos y desafíos. Los analizamos en este artículo.

La forma de producir que se utiliza en la actualidad es lineal y no utiliza de forma eficiente los recursos que hay disponibles. Esto supondrá que en los próximos años se produzca una escasez y un aumento de precio de recursos básicos. Las empresas deben reaccionar y cambiar su forma de producir y trabajar para ser más respetuosas con el medioambiente y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En este contexto entran en juego las prácticas sostenibles.

La transición ecológica se ha convertido en un desafío crucial para las pequeñas y medianas empresas en España. Están en un contexto marcado por la incertidumbre económica, un aumento en la carga administrativa y burocrática y dificultades para acceder a recursos financieros. Estas empresas se enfrentan a obstáculos significativos en su camino hacia la sostenibilidad empresarial. Las pymes españolas se ven impulsadas a encontrar soluciones que les permitan abordar estos desafíos y avanzar hacia un futuro más respetuoso con el medioambiente.

¡TUITÉALO! Las pymes se enfrentan a desafíos en el paso a la transición ecológica. ¿Realmente están preparadas para el cambio? ¡Descúbrelo!

¿Qué es la transición ecológica?

La transición ecológica requiere la implantación de determinadas estrategias políticas, económicas y sociales para evitar la contaminación, el cambio climático y para proteger los recursos naturales. Algunos de los elementos más importantes que pueden afectar a las empresas son los siguientes:

  • Economía circular. Requiere cambiar la forma tradicional de producción que supone: producir, utilizar y desechar; para dar una segunda vida a los productos con el reciclaje.
  • Uso de energías renovables. Las empresas que deseen apostar por la sostenibilidad empresarial deberán elegir energías renovables como la solar, la eólica o la geotérmica.
  • Movilidad sostenible. El transporte es uno de los grandes responsables de la contaminación, por lo que se impone el uso de vehículos eléctricos, bicicletas o patinetes, así como el transporte público.

Si quieres que tu negocio crezca y se adapte de forma rápida a los cambios que vivimos, prueba Sage 200 y empieza a gestionar tu negocio de manera eficaz.

¿A qué desafíos se enfrentan las pymes españolas ante la transición ecológica?

Ecoembes e ISTAS han elaborado el informe Economía circular: barreras y dinamizadores para su implementación en las pymes. En este analizan los desafíos de las pequeñas y medianas empresas para la efectiva transición hacia modelos empresariales más sostenibles.

Los principales problemas a los que se enfrentan las pymes para realizar la transición ecológica están relacionados con su tamaño y con la limitación de recursos. Son los siguientes:

Contexto socioeconómico incierto

Nos encontramos en un momento de subida generalizada de precios, conflictos armados en varios países, inflación e incertidumbre económica. Esta situación afecta a las pymes que ven la transición ecológica como un proceso en el que tienen que invertir tiempo y dinero. Sin embargo, deben de ser cautelosas debido al entorno incierto.

Carga administrativa y burocrática

En España se publican cientos de normas a nivel estatal y a nivel de las comunidades autónomas que afectan a las pymes y que suponen un incremento de la carga administrativa y burocrática. Esto dificulta que los empresarios se centren en el negocio y en la sostenibilidad empresarial y deban invertir tiempo en cumplir con “el papeleo”.

En 2022 se publicaron en el BOE y en los boletines de las CCAA, 849 normas a nivel estatal y 340 a nivel de las CCAA.

Dificultades para acceder a recursos financieros

La transición económica requiere recursos económicos y las pymes tienen dificultades para que las entidades financieras accedan a prestarles dinero para ese proceso de cambio. Su liquidez no es la misma que la de las grandes empresas y su capacidad de ofrecer garantías tampoco lo es.

Necesidad de formación

El cambio hacia modelos empresariales más sostenibles requiere la búsqueda de nuevos empleados y la formación de los trabajadores que ya tiene la empresa. La formación se desarrolla en habilidades que hasta hace poco no existían y que se relacionan con la economía circular o la sostenibilidad.

En España, menos de un 0,2% de las pequeñas y medianas empresas están registradas como innovadoras. Estas empresas deben afrontar los cambios con herramientas que faciliten la gestión, como Sage 200.

Necesidad de innovación

Según el informe de la Comisión Europea European innovation scoreboard 2023, España, junto con países como Portugal, Italia o Grecia, se encuentra en una situación de innovación moderada. En España, según datos del Ministerio de Industria, solo 3.118 de las pequeñas y medianas empresas están registradas como innovadoras, es decir, menos de un 0,2% de todas las empresas.

En definitiva, las pymes españolas además de crecer y adaptarse a los cambios, suman otros desafíos. Estos son los que derivan de la necesidad de la transición ecológica hacia un mundo más sostenible y respetuoso con el medioambiente: formación, innovación y financiación.

Leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies