Ataques informáticos, gran amenaza para las PYMES en tiempos de pandemia

ataques-informaticos,-gran-amenaza-para-las-pymes-en-tiempos-de-pandemia

En este post, te contamos cómo afectan los hackeos informáticos a las pequeñas empresas y qué pueden hacer para evitar los ataques informáticos.

  • Un estudio revela que cada día se producen en el mundo 350.000 ataques de malware.
  • Los hackers han automatizado los ataques, por lo que se pueden producir en varias empresas a la vez.

Uno de los temores de las empresas hoy en día, ya sean grandes o pequeñas, son los ataques informáticos. Aunque todo tipo de empresas tienen el riesgo de sufrir amenazas de seguridad cibernética, las pequeñas son las más afectadas. Ello se debe a que en las PYMES se cree que son empresas demasiado pequeñas para ser un objetivo de los hackers. Una visión desacertada, tal y como se puede comprobar con los datos.

Un estudio de IDC Research sobre el mercado de la ciberseguridad revela que al día se producen en el mundo 350.000 ataques de malware. En este sentido, se espera que el mercado de la ciberseguridad crezca en España un 8,1% y que alcance los 1.324 millones de euros.

¡Comparte! El mercado de la ciberseguridad crecerá en España en 2021 un 8,1%.

Ataques informáticos automatizados

Uno de los principales problemas de las empresas es que los hackers han automatizado sus ataques. Esto supone un problema añadido, pues se puede atacar a miles de empresas a la vez.

Una empresa de barrio suele tener un nivel de seguridad menos estricto que el que podría tener una multinacional. Los hackers lo saben y se aprovechan de ello. Las pymes se convierten, como ha ocurrido durante la COVID-19, en un blanco fácil.

La pandemia aceleró determinados procesos digitales. El confinamiento ha obligado a las pequeñas empresas a digitalizarse. Muchas han creado páginas webs y han abierto una vía de comunicación con sus clientes a través de Internet. No obstante, el auge de las compras online y el teletrabajo ha supuesto un incremento en el número de ciberataques. Los hackers aprovechan las vulnerabilidades como consecuencia de las conexiones remotas, el uso de la nube o la mayor exposición de los usuarios a través de campañas de phishing.

También podría decirse que las pequeñas empresas tienen más que perder al verse afectadas por un ciberataque dañino. Un informe reciente reveló que las empresas con menos de 500 empleados pierden una media de 2,5 millones de dólares por ataque. Perder esta cantidad de dinero en una violación cibernética es devastador para las pequeñas empresas, y eso sin mencionar el daño a la reputación que proviene de ser golpeado por un ataque cibernético.

Los ataques informáticos más comunes

1. Phishing

El phishing es la amenaza más grande, dañina y extendida a la que se tienen que enfrentar las pequeñas empresas. Se estima que este tipo de ciberataque representa el 90% de todas las infracciones a las que se enfrentan las organizaciones. Solo en el último año, el phishing ha crecido un 65% y ya supone unas pérdidas por valor superior a los 12 mil millones de dólares.

Se trata de un ataque de suplantación de identidad. Para llevarlo a cabo, el atacante finge ser un contacto de confianza del usuario. Al hacerlo, le anima a hacer clic en un enlace malicioso o a dar datos personales.

2. Ataques de malware

El malware es la segunda gran amenaza a la que se enfrentan las pequeñas empresas. Comprende una variedad de amenazas cibernéticas como son los troyanos y virus. Mediante un ataque de malware, los piratas informáticos obtienen acceso a las redes de la empresa. Emplean estos accesos para robar datos o destruir información de la compañía.  El malware generalmente proviene de descargas de sitios web maliciosos, correos electrónicos no deseados o al conectarse a otros dispositivos infectados.

3. Contraseñas débiles

Parte de los ataques informáticos que entran a las empresas suceden debido a las contraseñas. Establecer contraseñas débiles o fáciles de adivinar es una amenaza más para las empresas. Hay compañías que utilizan varios servicios basados ​​en la nube, que requieren diferentes cuentas. Estos servicios a menudo pueden contener datos confidenciales e información financiera. El uso de contraseñas fáciles de adivinar o el uso de las mismas contraseñas para varias cuentas puede hacer que estos datos se vean comprometidos.

Cómo proteger tu empresa de los ataques informáticos

Evitar los ataques informáticos es una prioridad en las empresas. La mayoría de los ciberataques se pueden resolver con la formación. La formación de los empleados es clave, máxime cuando el teletrabajo se ha adoptado en la mayoría de las empresas. Hoy en día, la mayoría de los empleados accede desde casa a información de la empresa y eso entraña un riesgo.

Entre las recomendaciones más habituales destaca el no utilizar la cuenta personal para el trabajo. También hay que evitar emplear dispositivos personales para acceder a documentos de la empresa. No debe olvidarse cerrar sesión una vez se haya finalizado el trabajo, ya que no hacerlo podría comprometer la seguridad digital de la empresa.

A nivel empresarial se recomienda mantener el software actualizado. Los hackers siempre buscan las vulnerabilidades de los sistemas. Ese es el principal motivo por el que los fabricantes realizan actualizaciones constantemente. Las últimas versiones suelen incluir parches para resolver los problemas de seguridad.

La tecnología biométrica es otra solución para evitar hackeos. Se trata de una solución de autenticación más eficaz. Gracias a esa tecnología, las empresas pueden mantener un control más estricto de los accesos a sus sistemas.

Los ataques informáticos pueden costar miles de euros a las PYMEs. Además, puede hacerles perder datos importantes sobre clientes o productos. La pandemia ha ayudado a acelerar la digitalización, pero hacerlo de una manera segura es más que conveniente para todo tipo de empresas.