Los 4 sectores que mejor se han digitalizado tras la COVID-19

los-4-sectores-que-mejor-se-han-digitalizado-tras-la-covid-19

La  COVID-19 ha hecho que la mayoría de las empresas se replanteen sus prioridades, lo que ha llevado a impulsar la digitalización empresarial. Las nuevas tecnologías son fundamentales para responder a los nuevos retos, por lo que determinados sectores se han visto obligados a implementarlas en tiempo récord.

  • El sector sanitario, la hostelería, el retail y el sector turístico son algunos de los que más han sufrido los efectos de la pandemia. En consencuencia, es donde la digitalización empresarial está siendo más rápida.
  • Con la transformación digital, las empresas buscan nuevas formas de operar, así como una respuesta eficaz a las nuevas necesidades de los clientes y de los empleados.

Entramos en una nueva era donde los patrones de consumo están cambiando, pero también la seguridad, la logística o los recursos humanos, por nombrar algunas áreas, están experimentando una enorme transformación.

El impacto de la COVID-19 se extiende a todos los sectores empresariales y a todas las ramas del negocio. Por eso, resulta difícil atajar de una vez todos los desafíos que plantea la situación sanitaria y económica.

Digitalización empresarial

Tras el coronavirus, las nuevas formas de pago están presentes en todo tipo de negocios.

La tecnología como pieza esencial del rompecabezas

Las empresas digitales o aquellas que invirtieron sabiamente en tecnología antes de la COVID-19 se han mostrado más fuertes en este nuevo entorno. Algunos ejemplos pueden ser las empresas de educación que apostaron por el elearning, las compañías de entretenimiento por streaming o las tiendas que ya contaban con un ecommerce y una fuerte presencia online.

Algunas tecnologías en auge como el análisis de datos o el cloud computing han acelerado exponencialmente su crecimiento y el de la digitalización empresarial.

Pero hay que tener en cuenta que algunos sectores tienen un nivel muy bajo de digitalización empresarial. Es el caso de los comercios minoristas o la hostelería. Según cifras de Facyre (la Federación de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España), solo el 18% de los 380.000 establecimientos en España tiene algo tan básico como correo electrónico.

También las empresas de sectores muy afectados por las restricciones de movilidad, como el transporte y los hoteles, han sufrido especialmente las consecuencias económicas de la pandemia.

Por otra parte, el sector sanitario ha sido el gran protagonista de estos meses. La altísima demanda en hospitales y centros médicos también tiene un impacto en la industria farmacéutica, que innova a marchas forzadas en busca de la vacuna.

A continuación, repasamos los puntos clave de la digitalización empresarial en algunos de los sectores más afectados por la COVID-19.

1. La digitalización del sector sanitario

Según un estudio de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), el nivel de madurez digital del sector se situaba en un 31% antes de la pandemia.

Para calcularlo, la organización analiza cuatro ámbitos clave:

  • Infraestructura IT.
  • Servicios digitales para pacientes.
  • Servicios digitales para profesionales.
  • Sistemas analíticos.

A pesar del bajo nivel de digitalización empresarial, la COVID-19 ha cambiado en muy poco tiempo la forma en que vamos al médico. En unos meses se han multiplicado las apps móviles que permiten pedir cita o hacer gestiones evitando la congestión de los centros médicos. También han aparecido decenas de nuevos servicios relacionados con la COVID-19, como la app Radar Covid del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

Las consultas a través de videoconferencia son ya comunes para muchos españoles, algo que coincide con las predicciones de la consultora global Deloitte para 2025.

La consultora previó hace dos años que, para 2025, más del 70% de los españoles realizarían consultas por conexión video y que el hogar pasaría a ser el lugar habitual para el cuidado de la salud.

La pandemia ha acelerado por tanto la transformación digital de la sanidad. Pero, más allá de los servicios digitales para pacientes, los centros trabajan para mejorar rápidamente los sistemas de gestión y las infraestructuras informáticas, con el objetivo de responder a las necesidades de la pandemia. En este sentido, el big data analytics, o análisis de datos masivo, se ha convertido en el gran aliado del sector.

2. La hostelería y el auge del delivery

La hostelería es uno de los sectores que más ha sufrido debido a su trato directo con los clientes y a las características particulares de este sector, tradicionalmente con un bajo nivel de digitalización empresarial. En algunos casos, como los bares de menú en zonas industriales, el teletrabajo ha agravado aún más su situación, llevando a numerosos establecimientos al cierre.

Según la Confederación Empresarial de Hostelería de España (CEHE), 40.000 establecimientos han tenido que echar el cierre en lo que va de año, cifra que podría alcanzar los 65.000 antes de 2021.

Ante esta situación, los hosteleros españoles han comenzado a apostar por la digitalización para reservar mesas o para consultar el menú. La prohibición de las cartas físicas ha sido el incentivo que muchos bares necesitaban para crear un sitio web o bien, para digitalizar su carta.

Hoy, incluso los establecimientos más tradicionales cuentan con un código QR pegado en la mesa. Esta es una forma rápida, efectiva e higiénica de solucionar el problema de las cartas y una prueba de la rápida digitalización del sector.

Pero el gran protagonista son los servicios de entrega a domicilio, un sector en pleno crecimiento que ha impulsado aún más su auge gracias al confinamiento.

¡Comparte el dato! En 2019, la comida a domicilio ya suponía el 16,4% de las ventas del sector de comida rápida (Observatorio Sectorial DBK de Informa).

Según una encuesta de Deliveroo (mayo 2020), los restaurantes españoles consideran el delivery un servicio esencial. Es más, el 97% de los encuestados asegura que mantendrá el reparto a domicilio de forma permanente tras la COVID-19.

Asimismo, el 84% de los restaurantes planea invertir en atención al cliente; el 82% en tecnología y nuevos productos, mientras que el 81% lo hará en marketing y en personalización de la oferta.

En el mes de marzo los restaurantes experimentaron un aumento de entre un 40% y un 50% en sus pedidos a través del servicio a domicilio, según datos de Just Eat.

3. El retail frente al nuevo consumidor

Las tiendas y los comercios, quizá con la excepción de los supermercados, son otro de los grandes perjudicados por la situación. Los negocios minoristas, centrados en la venta a cliente final, luchan por mantener la competitividad a través de la transformación digital.

Parte de esta digitalización pasa por la creación de una tienda online, o bien por un cambio de estrategia en ecommerce. El cierre de muchos comercios físicos ha impulsado la venta online más allá de su crecimiento habitual y la ha convertido en un factor clave para los nuevos patrones de consumo.

Muchos consumidores que nunca habían comprado a través de internet han tenido que volver a aprender a hacer la compra, esta vez en una tienda online. Asimismo, los clientes se han vuelto más exigentes y demandan un servicio online de mayor calidad, con una excelente experiencia de usuario.

Para los negocios que ya estaban online, la COVID-19 ha supuesto una necesidad de reforzar sus ofertas de envío, de mejorar la atención online y de actualizar sus políticas de envío y devoluciones. Y, lógicamente, también ha llevado a una oleada de rediseños en busca de un proceso de compra más intuitivo y seguro.

¡Comparte! Muchas empresas han apostado por reforzar sus estrategias omnicanal y buscan experiencias de compra unificadas en las tiendas físicas y online.

Otro lado de la digitalización del sector retail tiene que ver la presencia en canales digitales. La cercanía y la comunicación con los clientes responde a una característica fundamental del nuevo consumidor: la búsqueda de la confianza.

 La confianza del consumidor en las empresas se ha convertido en un factor crítico en el nuevo entorno, según el estudio “Consumers and the new reality” de KPMG.

La automatización de tareas, el data analytics y la ciberseguridad completan la lista de deberes de un sector retail en plena transformación digital.

4. Un nuevo ecosistema para el turismo

En último lugar, destaca la situación particular del sector turístico, parado en seco por las restricciones de movilidad. El relanzamiento del turismo en los meses de verano se produjo con nuevas medidas de seguridad y una renovada confianza en las nuevas tecnologías.

El sector del turismo aporta el 12% del PIB total de España y el 13% del empleo, según datos del INE.

Con la seguridad como principal prioridad, las empresas del turismo han adaptado sus operativas y sus sistemas de gestión, y han implementado soluciones digitales para sus clientes. Por ejemplo, el check-in a través de apps sin pasar por recepción o las llaves de habitación digitales ya son servicios comunes en numerosas cadenas hoteleras.

La inversión en análisis de datos, inteligencia artificial e innovación en los métodos de pago ha contribuido a crear un ecosistema más seguro, donde la relación con el cliente cobra aún más importancia.

Para finalizar, no podemos olvidar a otros sectores que han conseguido realizar una transformación digital notable en muy poco tiempo, como la educación, las finanzas y el sector del entretenimiento, cuyas innovaciones vivimos en nuestro día a día.