Así se puede invertir en cripto sin tener que cumplir la nueva regulación pero sin hacer nada ilegal: la inversión indirecta es el camino

asi-se-puede-invertir-en-cripto-sin-tener-que-cumplir-la-nueva-regulacion-pero-sin-hacer-nada-ilegal:-la-inversion-indirecta-es-el-camino

La nueva ley española de lucha contra el fraude complica mucho la tarea a los que invierten en criptomonedas. Por un lado cualquier ganancia o pérdida patrimonial tiene que declararse en la Renta y por otro, las criptomonedas que poseamos en exchanges extranjeros tienen que declararse en el modelo 720 (está por ver si será a partir de alguna cantidad concreta).

Por tanto es interesante conocer formas alternativas de invertir en criptomonedas en España que simplifiquen el papeleo. La inversión indirecta es el camino pero hay que tener cuidado porque no toda la inversión indirecta está exenta de tener que cumplir obligaciones burocráticas.

Invertir en fondos de inversión con exposición a criptomonedas

La primera opción, y más sencilla, es invertir es fondos de inversión que tengan una exposición a criptomonedas. Si lo que queremos es invertir directamente una cantidad concreta en cripto desde luego no es nuestra opción, pues los fondos de inversión tienen normativas sobre diversificación y no puede existir un fondo que, por ejemplo, invierta un 100% en Bitcoin.

En España la CNMV ha autorizado a los fondos de inversión a invertir en criptomonedas (a través de derivados) desde hace unos meses y no tardarán en surgir fondos que lo hagan. Ahora mismo únicamente existen fondos que lo hacen de forma indirecta, con inversión en empresas que tienen cierta exposición, como Numantia Patrimonio Global.

En el extranjero sí que existen fondos que invierten en criptomonedas pero la inversión en estos no nos libraría de tener que hacer papeleo, ya que si los saldos superan los 50.000 euros estaríamos obligados a declarar el modelo 720, el modelo D6 y por supuesto a rellenar a mano los datos de ganancias y pérdidas patrimoniales en el caso de desinversión.

Invertir en acciones con exposición al precio de criptomonedas

Otra opción es invertir en empresas que tienen una exposición al precio de las criptomonedas. Esta es una estrategia clásica de inversión. Por ejemplo muchos fondos de inversión que quieren tener exposición al oro invierten en minas de oro: su evolución de precio es similar a la cotización del metal pero con mayor liquidez y a través de un instrumento financiero convencional.

La ventaja, además, de este tipo de inversión indirecta es que eligiendo una empresa competitiva o destacada puede que incluso la inversión sea mejor que directamente en cripto.

Ejemplos de empresas que tiene una correlación con criptomonedas son exchanges como Coinbase o plataformas de pago que aceptan criptomonedas como Square. Si se invierte desde un broker español no hay que hacer papeleo con Hacienda excepto en el caso de venta, pero hay que tener cuidado si usamos algún broker online que opera en España desde el extranjero (como Degiro o eToro): si tenemos acciones en el extranjero no solo hay que rellenar el modelo 720 si superamos los 50.000 euros en el extranjero sino también rellenar todos los años el modelo D6 explicando las posiciones concretas que tenemos.

Invertir en ETFs de criptomonedas

Cada vez existen más ETFs que replican el comportamiento de las principales criptomonedas. Es una forma de invertir en criptomonedas exactamente igual que invirtiendo en acciones, con liquidez y operativa fácil.

Es importante encontrar ETFs que inviertan directamente en las criptomonedas de forma física, pues existen algunos productos que son réplicas sintéticas y realmente estamos apostando a que el emisor será capaz de replicar eficazmente a la criptomoneda en concreto.

El problema de este tipo de inversión indirecta es que estos ETFs son bastante recientes y no los ofrecen todos los brokers españoles. Y ya sabemos, si invertimos a través de brokers extranjeros tendremos que rellenar el formulario D6 y quizá también el 720, con lo que no nos libramos del papeleo.

Invertir en CFD de criptomonedas

Los CFD son un producto derivado que permite tener exposición a un subyacente. Clásicamente se usan para invertir en materias primas y por tanto ahora también se ofrecen para las criptomonedas.

El principal problema es que es un producto apalancado y aunque esto permite multiplicar las ganancias también las pérdidas. También está el riesgo del emisor, pues realmente estamos comprando un contrato.

Otro problema es que este tipo de derivados los suelen ofrecer brokers extranjeros, con lo que no nos libraremos del papeleo. Por tanto de momento no son una buena alternativa a invertir directamente en cripto.

Resumiendo, para evitar el papeleo de invertir en Bitcoin, Ethereum y compañía lo mejor que se puede hacer ahora mismo es invertir a través de un broker español en algún fondo de inversión expuesto a criptomonedas o directamente en empresas que tengan cierta exposición a la evolución de las mismas. Inversión indirecta pura y dura, sin perder de vista los ETFs como un tipo de exposición más directa si finalmente son ofrecidos a través de nuestro broker de confianza.